Header

Historia de Uruguay

Visita Uruguay. Si una vez puedes viajar a América Latina, no dejes de visitar Uruguay. No es un país con gran proyección internacional, ni del que más hablen los empedernidos viajeros, pero es un lugar increíble.

Con un buque fuimos de Buenos Aires a Colonia, al otro lado del río de la Plata. Cogimos (¡!) un autobús hasta Montevideo, de un par de horas. Al llegar a la capital uruguaya diluviaba. Vimos lo que pudimos hasta la noche, calados de agua, y quedé impresionado por sus bonitos edificios y elegantes calles. Una ciudad tranquila, como me gusta, y donde sientes que no te falta nada. Comimos un chivito (típico de allí, y ligeramente distinto al que tomo en la cafetería Campus) y seguimos con el tour, con excelentes guías locales. A la noche caímos rendidos a la cama. Hasta el día siguiente.
Seguimos con la visita, comimos en casa de Mato (¡gracias!) y volvimos apresurados a Colonia. Fue el momento de disfrutar del pequeño municipio, cuyo nombre completo es Colonia del Sacramento. Otro lugar increíble. Mi rincón favorito fue el de un trozo de la orilla del río, que por la anchura más bien parece un mar. Las fotos no le hacen justicia.
Hoy hemos seguido por Buenos Aires y hemos rendido tributo a la tumba de Evita Perón. Seguiré informando.



Ranking de lo que más me ha impactado hasta hoy:

  1. En Uruguay, un cartel en los aseos que reza: "Lávese las manos. Prevenga el cólera". Una realidad que nos suena lejana en España.
  2. Los autobuses de Buenos Aires, sacados de "Cuéntame" (solo que sin limpiar).
  3. Había algo más, ¡pero ya lo he olvidado!

Adeu.

6 comentarios:

andres dijo...

si los bondis de acá te parecieron lamentables, que le queda a los de uruguay

a mi me encantó montevideo tb, creo que coincidió que fuera un dia horrible y de fin de semana que tuvieramos la ciudad para nosotros solos.

sin embargo más me gustó colonia. prefiero lo colonial. aunque no para vivir.

bs.as. tiene lo suyo, pero es muy vertiginosa, por eso no suelo visitar el centro, es un mar de gente y autos enloquecidos

Helena dijo...

¡Estas vivo! ¡Y llegaste a darnos envidia! ¡Y te cortaste el pelo! xD
Pues si tanto te ha gustado Uruaguay voy a tener que ir a verlo :P Bueno iba ir aunque lo hubieras odiado xD
Lo que mola de los países latinos son sus carteles :P Toma fotos de eso y espero más información ^^

Nallheli dijo...

Ja, lo del cólera aca en Tampico esta por todos lados...

Peor aun... el de dengue que cada que llueve hay nuevos brotes y ultimamente dengue hemorrágico...

Que bueno que la pasan tan bien...

Besitos a todos y exito mañana en el podcast...

Nazaret dijo...

Wooooooo! El Hombre Con Criterio sigue vivoooo!! No entiendo por qué te cortaste el pelo, pero en fin, así es la vida. Pues una pena que sea tan bonito e interesante Uruguay y que como dices no se le de proyección turística ni nada por el estilo. Aunque en fin, tiempo al tiempo, luego en vez de irnos a Cuba de viaje de estudios terminamos todos en Uruguay.

Que sigas disfrutando del viaje!

Eme dijo...

Estado:

A punto de explotar de envidia sana...y echándote de menos. Mucho.

¡Disfrutaaaa!

Casillas95 dijo...

No se si me lo habrás oido pero ¡¡te envidio!!, muchoo!!. Yo no he podido estar en uruguay :( Pero Argentina simplemente me encantó, tuve la suerte de que por un error de las aerolineas nos dieron una noche gratis en un hotel al ladito del obelisco, un lujazo, aunque eso si, el ruido era permanente. Luego está la otra cara de la moneda, Cordoba es mucho más tranquila a mi parecer, pero simplemente las dos ciudades (y un pueblo de la sierra de la provincia de Cordoba) hacen uno de los mejores viajes (que gracias al destino pude repetir) que he hecho. Ahora tienes por delante unos años de precaución al decir el verbo cojer xD, a mi me daba miedo, aunque se me escapaba de vez en cuando, logico, es mi idioma y suelo decir ese verbo, aunque por el respeto del visitante siempre prefería el agarrar, aunque el enfasis que ponía en la palabra hacía que todos me miraran como loca.
¿Has probado los helados bañados de chocolate y las empanadillas? Mmmm, las extraño, bueno, extraño toda la comida, ahí me di cuenta de que podría comer perfectamente 3 platos hasta arriba por comida más el postre.
Definitivamente América Latina tiene cosas suficientes por las que no envidiar al resto del mundo:

¡te sigo leyendo! ^^