Header

Los límites de la manipulación

No sé si has visto esas viñetas del Gobierno Balear en la que se insta a los ciudadanos de las islas valencianas (¿y por qué no? puestos a decir gilipolleces y manipular la historia...) a que hablen catalán a los inmigrantes.

En un recurso de la manipulación nunca visto, pretenden hacer creer a los baleáricos que el inmigrante, aunque no lo diga, está deseando que le hablen en catalán. De hecho se siente discriminado si le hablan en castellano, y por supuesto, él ya usa el catalán hasta para pensar. No lo dirá, no, es que le da vergüenza y tiene miedo a las posibles repercusiones. Pero háblale en catalán, cojones, que lo está deseando.
Juegan con que leen los pensamientos a los inmigrantes y serían capaces de llevarles la contraria aunque un rumano jurase que prefiere hablar en castellano, que para eso está en España y no se quiere cerrar puertas laborales. Una vez entrados en esta batalla surrealista, en la que se reparte propaganda para que no se hable a los extranjeros en castellano, apaga y vámonos. Se nos está yendo la pinza a todos.

Hace poco leía una entrevista a una escritora gallega, de cuyo nombre no puedo acordarme, que acusaba al gobierno gallego de no invitarle a ningún evento literario por no escribir en la lengua autóctona. No es coña: sé que lo mismo ocurre con otros escritores catalanes, que han sido discriminados por seguir usando el castellano para sus libros. La escritora hacía una puntualización muy interesante. Parafraseando, "y la culpa de lo que está pasando en Galicia la tiene el PP, que fue quien empezó dando beneficios al gallego frente al castellano".

Y entonces te das cuenta del peligro del valenciano en Valencia, en el Reino. Que en las oposiciones, te dan puntos extra si tienes el mitjà de ese valenciano-catalán que te venden las autoridades (sin reconocerlo, obviamente, pero introduciéndolo de un modo tan sutil que diremos si us plau antes de darnos cuenta).

Soy partidario del bilingüismo, absolutamente. Podemos explotar las dos al máximo sin estupideces de beneficiar a una en detrimento de la otra. En unas tierras como las valencianas ha existido siempre un respeto por las dos lenguas. Fíjate en Valencia, que el 90% habla castellano, y luego vete a Dénia, que es todo lo contrario. En Requena nadie habla valenciano, que nunca fue del Reino. ¿Y a quién le importa? Los catalufos lo incluyen en su mapa de territorio, que si cuela cuela. No por nada somos Cataluña del Sur. Y en Francia, Cataluña del Norte. Gallardón está ahí ahí, a ver si cambia el nombre de Madrid por Cataluña Occidental. Al tiempo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso... obliguémos a los escritores catalanes y gallegos que escriban en sus lenguas autonómicas y que publiquen en toda España... que van a vender lo que yo sé.

Rodiausse dijo...

Es tan ridícula la eliminación del castellano en las comunidades bilingües, como la eliminación de las lenguas autóctonas en los lugares que no tienen oficialidad. Lo que pasa que eso, como no son lenguas oficiales, madie habla de ellas.

De todas formas, digan lo que digan los gobiernos regionalistas,etc. después de estar en valencia, en cataluña, en pais vasco y en galicia, en el único sitio que me hablaron más en la lengua de la región que en castellano, fué en galicia. En el resto de sitios la mayoría de gente hablaba en castellano. (Y ojo, no estuve en sitios para turistas)

P.D.: ¿El valenciano, ligüisticamente, procede de una lengua común al catalán (me refiero a después del latín) o son evoluciones diferentes? Y otra, nunca se habla del valenciano cuando hablan de las lenguas oficiales, ¿por qué?

Nazaret dijo...

Yo siempre he dicho que ir a Cataluña es entrar en otro mundo... ya no digo otro país. Absolutamente todo el mundo te habla en catalán de buenas a primeras, e incluso está el que no te contesta en castellano por más que utilices esta lengua...

no entiendo esos extremismos.

Polivalente dijo...

Esta gentuza es así, y si no piensas como ellos te llaman lo que son, y aqui dejo una prueba de ello:

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/06/07/baleares/1212842172.html

airam dijo...

Pues quizás será porque yo lo veo desde dentro pero yo soy castellanoparlante en Cataluña y sí, hablo catalán a quien se dirije a mi en catalán, pero a quien se dirige en castellano lo hago en castellano y, la mayoría, si yo me dirijo a ellas en castellano porque me sale así me contestan en castellano. Hay veces que se da de manera natural que yo hablo en castellano y la otra persona en catalán, y me parece una situación graciosa porque ninguna de las dos nos damos cuenta.

En cuanto a hablar a gente de fuera, yo no te digo que haya alguno que no tenga sentido común y lo haga, pero yo creo que en general, si no les entiendes en catalán, te hablan en castellano... Es que sería absurdo hacer lo contrario... si te viene a preguntar un ruso intentarás hablarle inglés para que te entienda, no? se trata de conseguir comunicarse aunque sea por gestos...

No sé, yo creo que se exageran bastante las cosas y se generalizan casos puntuales.

Además, en Barcelona hay mucha gente que conoce el catalán y en ámbitos públicos lo debería de conocer todo el mundo(igual que el castellano) pero a pie de calle no se habla tanto, depende de las zonas. En mi grupo de amigos, todos hablamos castellano.

Pedazo de parrafadón trabalenguas que acabo de soltar, sorry! espero no haber cansado a nadie...

Marta Weasley dijo...

Tsss, no le des ideas a Gallardón!!!!

Francamente, con esa actitud van a conseguir que los extranjeros se nieguen a hablar con los españoles (sí, más que les pese, son españoles ea!!!) hagan lo que hacen en algunas zonas de Mallorca, por ejemplo: crear zonas en las que sólo se hable en inglés/alemán/holandés, etc. , que es también triste...

Y con los españolitos están consiguiendo que la mayoría se vaya de Cataluña, que echen pestes en cuanto oyen a alguien en catalán, o que hagan boicots a productos catalanes,

Aunque yo he tenido mucha suerte: todavía no he conocido personalmente a ningún catalán con esa personalidad tan extremista, claro que no he visitado Cataluña aún...

Anónimo dijo...

a mi me gusta que me contesten en catalan, y se cagan cuando se la devuelvo en euskera =)

laia dijo...

pues sinceramente, segun esta vinyeta tuya yo no tendria porque estar haciendo ahora mismo un curso de reafirmacion de mi espacio lingüístico, mi catalan esta desapareciendo a marchas forzadas y mas porque no existe un vocabulario tecnico especifico de lo que estudio y si existe es tan distinto del castellano que para que liarte mas.

civada no es cevada incultos!

no todo es ni tan blanco ni tan negro, es mas bien un gris asqueroso lo que rodea a la llengua catalana.

Anónimo dijo...

Admirado Cronista:

Soy Aulin_HP, de Mallorca.

El tono de menosprecio que yace en este artículo tuyo te descalifica ya por sí solo, y de veras que lo lamento.

¿"Gilipolleces"? ¿"Cojones"? ¿"Catalufos"? No hace falta insultar...

Y en cuanto a tu argumentación de fondo, tú sí que tergiversas y manipulas las cosas.

Dices de nuestras islas que son valencianas; pues te digo yo que eso es tan falso o tan verdadero como tildar las tierras valencianas de mallorquinas. Si con ello quieres decir que hablamos la misma lengua que los valencianos, la lengua valenciana, pues ahí te doy toda la razón. Si con ello quieres decir que deberíamos depender políticamente del Reino de Valencia, ahí sí que patinas... Ya sé por dónde vas: ni el Reino de Valencia ni el de Mallorca formamos ni hemos formado nunca parte de Cataluña. Y llevas toda la razón: ¿quién dice lo contrario? Confundes (a drede) el mapa de los "països catalans" entendidos como tierras que comparten la misma lengua (algo científica o filológicamente irrefutable), con el independentismo partidario de crear un Estado federal con todos estos territorios (partiendo siempre de que los ciudadanos democráticamente así lo decidieran), con lo cual puedes o no estar de acuerdo (solo faltaría).

Pero resulta que en las viñetas estas del Govern Balear, no se habla de independentismo pancatalanista, y ni siquiera de la unidad de la lengua catalana/valenciana/balear, sino que pretende llevar a cabo una concreta política de normalización ligüística (con la cual puedes o no estar de acuerdo) de la lengua propia de las Islas Baleares (a estos efectos, sin importar si es o no la misma que la que se habla en Valencia, en Andorra o en el Polo Norte). Pero tú, en tu artículo, lo mezclas todo, con el resultado de un guiso que no hay quien le dé bocado.

Por cierto: la llamada "Catalunya Nord" sí formaba parte históricamente de Cataluña, hasta el Tratado de los Pirineos (1659), que supuso la cesión a Francia del condado del Rosellón y parte de la Cerdaña, sin consultar a las Cortes catalanas o aragonesas, ni a las partes afectadas. Lo de "Cataluña Sur", eso lo dices tú, pero ningún historiador, por catalanófilo que sea.

¿Y así que fomentar la lengua propia del territorio es darle beneficios? La única lengua con privilegios es la castellana, proclamada constitucionalmente oficial donde no es ni ha sido nunca la lengua propia.

Para acabar: si quieres, te presento algún immigrante como el de esa viñeta, que se queja porque no se le trata como a un mallorquín más. No hace falta inventarse nada; su voluntad de integración está ahí, la queráis ver o no.

Pruna dijo...

Querido Cronista con este tema siempre demuestras tener más mala leche que criterio.

Saludos