Header

Divorcios

El divorcio me parece un invento estupendo, sobre todo cuando no hay hijos. Pero si los hay, y los padres no se quieren (si sólo uno de ellos no quiere al otro) no le veo el problema. Lo malo está en cuanto surgen las confrontaciones, y los picapleitos, y la mala sangre para hacer de algo humano algo desagradable. Pero el divorcio, el divorcio en sí, es un invento imprescindible.

Partiendo del hecho que creo que el matrimonio es tremendamente complicado, y que eso del "para siempre" me suena a premonoción, el derecho a poder concluirlo cuando creas conveniente me parece lógico y natural. No entiendo porqué ibas a seguir con alguien a quien no quieres. Y todavía entiendo menos porqué algunos prohibirían los divorcios, o que directamente no los reconozcan. El año pasado estudié Derecho Canónico, que biene a ser el derecho de la Iglesia de Roma (una asignatura muy interesante, de verdad), y nuestro profesor era además uno de los "protectores del vínculo" en la diócesis de Valencia. En otras palabras: que si tú quieres la anulación sacramental (esto en términos religiosos, que nada tienen que ver con los estatales) él sería el que pondría todo su empeño en evitarlo. Porque es su papel, Defensor del Vínculo. Da igual que tu mujer te ponga los cuernos, que se niegue a tener hijos o que no te dirija la palabra desde hace ocho años. El defensor del vínculo buscará cualquier cosa para evitar vuestra anulación sacramental, por muy obvio que sea que lo merezcas. Y eso, lo siento por mi profesor (que era una excelente persona, pero en esto me resultaba gravemente equivocado) es repugnante. Gracias a Dios que el Estado no comprende la figura del Fiscal-defensor-del-vínculo, o mal nos iría.
Todo esto viene porque ayer me contaban el caso de un divorcio, en el que la madre provoca que la niña tenga aversión a su padre. Supongo que estos casos son mucho más escasos de lo que nosotros conocemos, y por mi experiencia personal mis amigos con padres divorciados mantienen buena relación con todos. Justo me viene ahora a la cabeza el caso de un chico, en Primaria, que nos contaba entre sollozos (tengo la imagen clavada en la retina: era el patio aporticado de Escolapios, y él estaba apoyado en una columna) que su padre se había ido "con una pelirroja". Seguramente su madre tenía mucho que ver con ese descorazón.
Pero lo que me parece absolutamente repulsivo es que los divorcios en los que no hay hijos se exijan dinero entre sí, ya sea el Beatle que Madonna. ¿Qué se ha creído esa gente, que reclaman millonadas a sus exparejas? ¿Cómo se pueden mirar en el espejo sin sentir asco? Es algo indigno, y a una persona trabajadora jamás se le debería ocurrir pedir un duro. No tengo especial preferencia por los gananciales o la separación de bienes, pero imagino que los tribunales de Valencia van a ahorrarse muchos pleitos desde que la Generalitad impusiese por defecto el sistema de separación, hace sólo un año. La gente, cuando se rompe su pareja, se vuelve especialmente psicópata. Si alguien a quien quiero se fuese a divorciar, le trataría de disuadir de que exigiese nada. Se puede entender en madres que dejaron su trabajo por cuidar a sus hijos. Pero no cuando una vez sus hijos se hicieron mayores, siguieron dedicando las mañanas a jugar al bridge.

11 comentarios:

Dumharry dijo...

Empiezo mis primeras lecturas en este blog. Me llamo Daniel, o Dumharry como me llaman por allá en HL.

Sobre el divorcio:
Cronista, si, el divorcio es un invento, con el que muchas mujeres u hombres tratan de robar dinero, pocesiones materiales o a veces, incluso, fama.
Es esa frasecita de "Hasta que la muerte los separe" la que provoca tanta duda. De que muerte hablamos? De la muerte del amor?

La religión católica, hasta ahora, ha visto con una opinión muy restringida el tema, tanto así que busca (como tu lo decías) la mayor cantidad de pretextos para no expresar que existe algo ante sus narices, algo obvio, y algo fácil de entender: Que el amor... se puede llegar a acabar, y que la principal razón para divorciarse no debe ser "que el marido tenga cuernos" o que "la mujer sufra de golpes" sino, si el amor ha acabado.

Dios, en la religión no quiere que el hombre (llámese hombre como humano, cosas de nuestro idioma) viva como esclavo del sentimiento del amor, es ilógico, pues se supone que Dios desea el bien de la humanidad. La esclavitud a un sentimiento falso, acaba destruyendonos por dentro.

Apoyo el divorcio. Pero cuando cuenta con razones lógicas, de importancia y realistas.

Nazaret dijo...

Mejor invento que el divorcio: la separación de bienes. Imprescindible.

Estoy de acuerdo, creo que siempre hay que buscar el acuerdo sin perjudicar a los pequeños, que no tienen culpa de nada. Y después mantener una relación cordial con la ex-pareja, que aunque ya no quieras tener nada que ver con ella, seguirá siendo, durante el resto de su vida, progenitor de tu pequeño.

Y lo de pedir dinero... bueno, en el caso de que no hayas hecho separación y te quedes sin nada, lo veo lógico. PEro esos millonarios a los que les sobran billetitos por todas partes... esos deberían ahorrárselo.

Anónimo dijo...

Pero cuando los hijos se han hecho mayores, las madres también, y a las personas con cierta edad ya no las contratan.

Anónimo dijo...

Antes que la imagen, antes que la mentira, antes que un golpe e, incluso, antes que los hijos, están la dignidad y la libertad y para eso, en el caso de las relaciones, el divorcio es una excelente opción.

Hago mención de los hijos porque me parece inconcebible que por un lado, una madre o un padre ponga de enemigos a los hijos y, por el otro, que sean la excusa para mantener a la pareja.

El "para siempre" es un edificio en construcción que no tiene porque ser vinculante así como tampoco el "hasta la muerte" como defiende la Iglesia Católica. El libre albedrío que caracteriza a una pareja debe primar por sobre todas las leyes: ese ha sido el mayor regalo de Dios como la misma Iglesia proclama no?

Y con respecto al dinero, ni siquiera habiendo hijos pequeños de por medio debe existir explicitamente esa obligación por una sencilla razón: el padre o la madre que toma la desición debe ser consciente de sus responsabilidades y por lo tanto asumir las mismas y lo que esto conlleva (aunque esto en la realidad sea de otra manera, muy a mi pesar.)

Y si... antes que el divorcio, la separación de bienes es un excelente invento.

Feliz Semana.

Rocy dijo...

De acuerdo con Naza, la separación de bienes lo primero, no es por desconfianza, puede que nunca te separes y estés con esa persona para siempre, pero si algo era tuyo, no se lo va a quedar el otro u otra.

Por lo demás, de acuerdo contigo.

Saludos.

María dijo...

Pues estoy bastante de acuerdo contigo.
Yo jamás me divorciaré por un simple hecho: no me pienso casar. Yo pienso que lo mejor es un matrimonio de hecho, porque lo del juzgado no me gusta. No tengo que escribir en ningún papel que juro amor eterno a mi esposo ^^.
Y la Iglesia menos, porque no soy creyente.
Y también otra cosa ... que el amor dure para siempre ... hoy en día es poco probable.

Pruna dijo...

Estoy a favor del divorcio, cuando la pareja ya no se ama no tiene porqué seguir conviviendo.

He vivido separaciones de amigos míos y siempre es doloroso, tanto para el que deja como para el que es dejado.

El que deja sufre mucho hasta que toma la decisión y el dejado que vivía "feliz" empieza a sufrir y mucho. Al principio los dos ponen de su parte por el bien de los niños pero conforme va pasando el tiempo, van saliendo los conflictos, por el dinero, por las visitas de los niños, por el tipo de educación.

Luego los amigos también estamos ahí, y también nos toca lo nuestro, las dos partes quieren que tomes parte. Al final dejas de ser amigo de los dos porque cuando estás con uno se pasa el tiempo criticando al otro y al revés, es todo muy desagradable.

Pero los que más sufren en todo este asunto son los niños que muchas veces son utilizados como moneda de cambio, les transmiten el odio hacia la ex-pareja y se ven envueltos en una situación de las que no están preparados.

Seguramente todas las separaciones no serán así, pero así han sido las que me ha tocado vivir de cerca.

Por cierto en Cataluña desde hace mucho tiempo hemos tenido el régimen de separación de bienes por defecto.

Saludos

Anónimo dijo...

Pues yo creo que el amor puede durar para siempre.
No pienso casarme, pero si lo hiciese no haría separación de bienes. Confiaría en el buen sentido de mi pareja cuando nos separasemos.

El único problema de las separaciones (lo del dinero es lo de menos y hoy día las fotos son digitales) son los niños.


alsdoi

Anónimo dijo...

Confident dijo…
El divorcio, no me parece mal (siempre y cuándo no es q se ande jugando con el matrimonio, porq tpc es que me voy a poner a jugar con los sentimientos de otra persona con un compromiso de tal magnitud), porq es que la verdad estar con un persona donde no hay amor, donde puede existir maltrato y cosas así, pues… no vale la pena en lo más mínimo.

W-Red dijo...

Piensa: si tú tuvieras 1 esposa e hijos y estuviera en juego tu dinero y tus bienes ¿te divrociarías así nada más?... por eso no critico a las personas que quieren divorciarse, pero no lo hacen.Sin duda los más afectados son los hijos.
Por otra parte es cierto yo me cansaría de "comer la misma carne todos los días" (por decirlo de algún modo)y me cansaría aún más si estuviese condenado a "comer la misma carne" todos los días de mi vida. Yo creo que si el matrimonio no fuese una "LEY SOCIAL"casi nadie se casría, pero muchos lo hacen por presión o por dinero.
El divorcio sólo es bueno si la pareja no tiene hijos porque así nadie más se sentiría perjudicado por la desición.
PD:Soy hijo de padres divorciados.
LARGA VIDA A LAS CRÓNICAS SALEMITAS!!!

Anónimo dijo...

No me parece que el divorcio sea el invento que salvo a la humanidad (aunque probablemente si lo sea), para mi es la causa por la que no creo en el matrimonio, aunque si en el amor por eso no creo que sea algo que se pueda acabar (como no se acaba el amor de los padres a sus hijos, por que ese si es amor de verdad) es ese sentimiento mas puro entre seres humanos, si se acaba nunca existio. Realmente ellos nunca se conocieron ni se amaron como para vivir siempre juntos. Tampoco necesitas un papel que te diga que amas a alguien. Por eso no deberian casarse para no divorciarse.
Matrimonios con hijos. Por que alguien querria un hijo? ver por alguien toda su vida y ni siquiera te agradecen, y tampoco saben criarlos.