Header

Plagios, parodias y homenajes

Puedo haber sido mejor o peor "creador", pero siempre he intentado ser original. Desde muy pequeño se me metió en la cabeza que tenía que crear cosas distintas, y me molestaba ver plagios en cualquier lugar. Uno de los recuerdos que tengo de más pequeño es cuando descubrí un plagio de Miqué Beltrán, dibujante valenciano de Marco Antonio y Cleopatra, a otra viñeta de Quique y Flupi. Era tremendamente obvia, una burda copia, pero no hacía la más mínima mención a Hergé (lo que hubiese podido convertirlo en un homenaje, pero no fue el caso). Ya entonces me molestaban mucho estas cosas.

También recuerdo el que creo que fue el primer relato que enseñé a mi familia, siendo muy pequeño, y que se titulaba Cámara 703 (u otro número de tres cifras) y era la historia de un cámara de televisión al que premían con un viaje a una isla exótica cuando baja en escaleras por el rascacielos de su empresa, después de averiarse el ascensor (no por bajar andando; bajando andando era como descubría el concurso). El relato tenía la estructura de una novela abreviada a tres páginas, lo que convertía el relato en algo infumable, pero recuerdo que me molestó mucho que mis hermanos dijesen que la había copiado. No decían de dónde, pero sí decían que a mí no se me hubiese ocurrido un personaje cámara de televisión. Como todavía no he visto un personaje similar en ningún sitio, tengo que pensar que realmente fue una idea original. Me molestó muchísimo que me acusasen de copiar, cuando ni siquiera decían el origen. Pero tenía que haberlo copiado, eso decían.
A la inversa también tengo recuerdos. En mi segundo colegio, cuando dibujé un comic larguillo (para mí) de un marciano llamado Bug (el mismo del que luego dibujé estas tiras cómicas).  El dibujo del protagonista era muy simple, pero por lo menos era mío. Qué rabia me dio cuando fui a casa de un compañero de clase a hacer un trabajo, y descubrí que había copiado mi personaje y lo tenía copiado en el corcho. Era una mezcla de impotencia y vergüenza ajena.
Me gustan las parodias, y he escrito más de una. En cierto modo S.F.I. es una parodia de la Divina Comedia, aunque a muy grandes rasgos (prácticamente irreconocibles). Escribo continuos homenajes pero la cosa está en que se note que son homenajes, porque si no pierde el sentido. Lo que jamás me consiento es un plagio. Y vale que pueda haber plagios inconscientes, puedo creérmelo (y me puede pasar, Dios no lo quiera) pero me parece horripilante y (justamente) enjuiciable la gente que plagia a sabiendas, como si nada, y todavía tienen los huevos de hacerse llamar escritores. Lo veo profundamente miserable e inmoral.
Porque se ven continuos plagios, en todos los ámbitos artísticos. Un creador que plagia no crea, símplemente manipula algo ya creado. Le quita toda la parte intelectual al proyecto y lo deja en una simple transformación de algo ajeno. Es asqueroso. Por eso me sorprendo de que haya gentuza que después de demostrarse sus plagios, todavía publiquen y se consideren famosos. En un mundo movido por mí, hubiesen quedado en la sombra. Pero supongo que los plagios no importan a todos por igual, y a algunos les vale cualquier cosa aunque el autor original sea otro...

6 comentarios:

Kendappa dijo...

La verdad, me parece un personaje muy original por tu parte ^^, lo único que recuerdo con un cámara por protagonista era un anuncio muy divertido que sacaron para los Juegos Olímpicos de Atenas, pero para ese entonces ya tenías más de trece años.

Me acuerdo yo haber copiado el coloreado de un dibujo a una compañera en primero de primaria... cuando lo descubrió me sentí fatal, tanto que lo pinté por encima con rotuladores distintos con los que lo había pintado quedando algo supremamente feo.

También recuerdo que a varias personas que han copiado. Si ir más lejos, una compañera en segundo de Eso. La cosa es nos hicieron entregar un texto sobre una historia inventada. A la profesora le gustaron dos: uno de una chica que ha ganado varios concursos regionales y otro totalmente plagiado (era igualito a una serie de manga bastante conocida).

En la misma galería de Laura Gallego a veces han colgado dibujos plagiados, que cantaba un montón.

No soporto que me copien y si "calco" algo, digo de quién es el dibujo original. Actualmente, ya no hago cosas de ese tipo y me motiva crear porque es algo mío en el que he puesto mi empeño e ilusión. Me parece algo muy personal y si me lo llegaran a plagiar sentiría una rabia e impotencia en sus más altos grados.

Rocy dijo...

Comprendo que te molestara lo que te pasó.

Pero en este mundo, por desgracia, hay de este tipo de personas. Pero piensa que ellos no ganan nada, no aprenden nada, solo copian, en cambio tú si has sido capaz de inventar, hacer, crear... lo que sea, así que, tan solo por eso, deberias de estar orgulloso :)

Pero no sólo unos copian a otros, hay gente que se repite ella sola (¿hace falta decir a quien me refiero?)

Saludos.

Anónimo dijo...

A veces inconsientemente se plagia, osea no copiar algo, si no sutilmente, por la influencia de algun otro artista que realmente te gusta y que inconcientemente copias algo ...
aunque hay gente que copia y copia y no lo admite aunque sea muy notorio... que mal!

ana ryder dijo...

Desde que leí "El jardín secreto" quiero cultivar mi propio jardín. ¡Y compré la peli hace una semana!

Los plagios nunca podrán competir con el original, siempre destilan un cierto tufillo que los delata.

ConfidentLinarola dijo...

plagio... bueno, ia parece algo tan normal en el mundo q a veces pareciera como si no fuera un robo....

a mi me copiado una que otra idea, pero nada significativo q amerite mención.... y io copiar?! bueno, no que yo recuerde... o por lo menos intencionalmente...

pero lo q si me parece es que un plagio pocas veces le calza al original... e ai q queda etiquetado -aceptablemente- como copia barata... q pena por ello...(dicho sarcasticamente ;)

Aryan dijo...

Es realmente comprensible que te hayas molestado, a mí me pasó lo mismo con la primera poesía que escribí, se llamaba "Doncella de la Luna", tenía nueve años, y luego de leersela a mis padres y hermana, me dijeron que era muy bonita, pero que copiar lo hecho por otros era algo malo!!!! No puedo describirte mi enojo y decepción de ese entonces, aún hoy siguen creyendo que la copié de algún lado, aunque no haya sido así.

En cuanto a lo que dices de los plagiadores me sacan de mis caqbales, no puedo entender como una persona tiene la caradurez de hacerlo y llamarse escritor o artista. Todos tenemos una forma de creatividad distinta y plagira es para mí un insulto al verdadero creador y la creatividad de uno mismo,es desvalorizar lo propio y robar lo ajeno.
Es algo que desapruebo en su totalidad. Si tomas algo ajeno, hazlo en sentido de homenaje, haciendo notar que admiras la obra y deseas que sea reconocida. No haciendo parecer una obra ajena como tu propia creación...