Header

Un Nueva York perfecto

Vuelvo (con mucho sueño acumulado, eso sí) de la Ciudad Que Nunca Duerme y ya lo hago con ganas de volver. Nunca creí que fuese a gustarme tanto. Es increíblemente atractiva, sorprendente y emocionante. Algunos "highlights", como dirían ellos:

  • Los edificios son geniales. Incluso los que pasan desapercibidos son geniales.
  • El metro, escaso escaso. Pocas paradas y a determinadas horas, con trenes con cuenta-gotas. Muy seguro, eso sí.
  • Porque todo Manhattan es alarmantemente segura. No ha habido ni un sólo segundo en el que nos sintiésemos en peligro o nos diese mal rollo sacar el móvil (o el iTouch, si viene al caso). Nadie con ganas de molestar. Todos a su rollo, como a mí me gusta. Creo que nunca me había sentido tan seguro en una ciudad.
  • He echado en falta más campaña electoral. De hecho, y a excepción de las portadas de revistas, poca campaña se veía (sí, ¡aunque por la tele española parezca que sea la comidilla de cada hora!). Yo me he vuelto con una camiseta de Obama '08, naturalmente. No porque apoye a los demócratas (que a mí plín, poco más plín que los republicanos) sino porque yo soy re-pop y re-cool y no me conformo con la camiseta del Ché. Camiseta que no tengo, por cierto.
  • Nuestro hostal era mi-se-ra-ble. Chelsea International Hostel (por si quieres descartarlo de futuros viajes). No respetaron nuestras reservas, nos separaron en distintas habitaciones y todavía tuvieron huevos de cobrarnos más. JJ y yo hemos compartido habitación con todo un circo de personajes: un eslovaco, un colombiano, el japonés, el sueco, el tipo del tatuaje en la espalda que llegó a la 1.30 am sudado y sin camiseta (y al día siguiente ya no estaba) o el francés, que dormía en la litera de abajo y me despertó a las 5:30am con el recuerdo más traumático del viaje. Dudo que pueda olvidar aquello en la vida.
  • Música en vivo: como mis amigos a veces tienen el don de sorprenderme muy negativamente, preferían un local de música negra de cedé (que en Valencia huirían despavoridos) en vez de otro con música en vivo, como toca en un sitio tan tan como Nueva York. Suerte que Chumi se atrevía con todo y ahí fuimos a conocer el Bowery Poetry Club.
  • Vale que no encontrase M&Ms Crispy en los kioskos, pero que no existiesen en el M&Ms World, una tienda exclusiva de M&Ms de tres pisos, ya era demasiado. Un millón de variedades de M&Ms y ni rastro de la bolsita azul. Qué huevos cuando sí he encontrado en el aeropuerto de Madrid. Menos mal, porque mis amigos pensaban que me lo había inventado.
  • Soy el orgulloso ganador del Premio Especial del viaje, así como el Premio al Más Simpático y Premio al Peor Enfado (conste que el de Peor Enfado se me dio por evitar malos rollos con quienes sí habían tenido enfados xD no es creíble llevarme el del más simpático y peor enfado a la vez. ¡Tongo!).
  • Genial ver a un negro vagabundo gritarle a un judío que se fuese a vivir a Palestina. Días después fuimos a una tienda de electrodomésticos regentada por judíos donde el 70% de los empleados eran judíos. Ellos sí pueden aplicar esa discriminación laboral, pero que se cuide el resto de no discriminarlos a ellos.
  • Ver al expresidente Kirchner paseando por la Quinta Avenida y pasar por nuestro lado, mientras su señora esposa daba una conferencia no muy lejos de allí. Ver a Daniel Radcliffe y Richard Griffiths (actores, de Equus y Harry Potter) a la salida del teatro. ¡Esto es Nueva York, narices!
  • ¡Comprarme libros!
  • No sé qué Nueva York conoció Mecano, pero el castellano es la segunda lengua de Manhattan y está en muy buena categoría. Practicamente todos los anuncios del metro estaban traducidos al castellano (y no ocurría lo mismo con ningún otro idioma). En todos los establecimientos tenían hispanos, y cuando no, estadounidenses que lo están aprendiendo (me encantó la negrita de Scholastic; Dios, tengo que dedicarle una entrada a ella. ¡Qué genial!). España y América Latina, con sus Academias Cervantes, debería aprovechar el tirón para convertir el castellano en lengua obligatoria escolar del Estado de Nueva York. Está con buenísima salud en la ciudad, no os hacéis a la idea. Podría haber sobrevivido sin hablar ni una sola palabra en inglés.
  • Yo no sé dónde está la crisis, porque los turistas españoles debían ser el 50% de los turistas europeos (que se dice pronto). Una barbaridad de españoles (que sumado a los hispanos, daba como para lanzarse a la re-conquista de la Gran Manzana). Mucho más españoles que italianos, franceses, alemanes... de hecho, exageradamente más españoles que de cualquier otro país occidental.
Hay mil anecdotas, mil cosas. Han sido días muy intensos y no me he aburrido ni por un momento. La compañía no podía ser mejor y el tiempo ha acompañado. Nueva York mola, joer que si mola.


Y ahora, las dos canciones del viaje (totalmente opuestas, no podréis negarlo), cantadas y recantadas a todo pulmón por Manhattan:

15 comentarios:

Rocy dijo...

Bueeeno me alegro de que te lo pasarás bien (aunque no hayas contado lo que te pasó a las 5 y pico de la mañana, a saber que pasó :S)

Y eso de encontrarse con Radcliffe y Richard Griffith así como sí nada por allí... debió de ser extraño, siempre viendoles en el cine o en la tele, a verlos en persona xD

Si que aprovechaste el tiempo sí.
No es justo, unos de viaje, y aquí la que escribe en la facultad con exámanes y entregando ejercicios que puntuan :( (lo único que me consuela de haberme apuntado a esta asignatura son los créditos)

Saludos.

freshwater dijo...

Pues sí, un NY inolvidable. Para repetir. Y la compañía de lo mejor del viaje.

See ya later NYC!

Anónimo dijo...

Que bueno que te haya ido bien che.
Nunca estuve en NY, tampoco me llama tanto la atencion, aunque no dejaria de ir si tuviera la oportunidad.
Por cierto, cuando pasate al lado de K, ¿no se te paso por la cabeza escupirlo? Yo lo hubiera hecho a gusto. Joda aparte, no me extraña nada que vieras a tantos famosos, despues de todo debe ser una de las ciudades "mas llenas de glamour" del mundo. Y sobre la hispanidad de la ciudad, tampoco me parece raro, cada vez hay mas hispanos viviendo en EEUU.

helena dijo...

Me reí diez minutos con lo de los M&M xD

Me has dado mucha envidia. Tengo que ir, que para algo tengo un amigo alli que me haga de guía y me de alojamiento, carajo xD

Anónimo dijo...

Me encantó tú entrada, gracias por compartir la emoción de tu viaje.

Saludos...

Siriusina dijo...

encontré este blog
y que grata sorpresa.
Es increíble el efecto de querer ir ya a Nueva York, producto de tu relato.

He encontrado un nuevo blog, lleno de escritos cargado de apasionantes relatos. Gracias por compartir tus experiencias.

Pruna dijo...

Repito: qué envidia!!!!

Me alegro que hayas disfrutado tanto de tu viaje, tanto como para querer repetir.

Me ha sorprendido lo que comentas del metro, yo pensaba que el servicio era muy bueno.

Gracias por compartir tu experiencia al menos durante unos minutos he paseado por NY.

Saludos

ana ryder dijo...

¿Fuiste a un musical? ¿Y a Central Park? Cuando las tengas, cuelga las fotos, por favor...

Hombre con criterio dijo...

A mí NYC no era la ciudad que más me llamaba, pero es definitivamente genial.

Sí, fui a Central Park. ¡Qué grande! Y al musical de El Fantasma de la Ópera (que debí ser el único del grupo al que no le gustó; ya de entrada prefería Wicked, Mary Poppins, Avenue Q u otros).

Rocy dijo...

¿¿¡¡Dime que el libro que te estás leyendo no es la segunda parte de El castillo Viajero??!!

¡¡Lo quiero!! :'( :(:(

Hombre con criterio dijo...

Lo es.

María dijo...

Me alegro de que te lo hayas pasado bien en tu viajecito:P. A mí NY ni me va ni me viene, pero oye, si encarta, no pienso desprovechar la ocasión jaja.
Por cierto, recuerdo que la segunda canción salía en algún anuncio, y me encanta. Ya la tengo en el MP3 xD. Gracias por habérmela recordado ^^.
Besos!!

Rocy dijo...

o.O o.O

Mira lo que acabo de ver en la wiki al buscar el libro:

El castillo ambulante (título original: Howl's Moving Castle) es una novela fantástica de la autora británica Diana Wynne Jones, publicada por primera vez en 1986. En 1990 se publicó una secuela, titulada Castle in the Air. Una segunda secuela, House of Many Ways apareció en junio de 2008.


Es decir, ¡este año!

Entonces ¿no sería una tercera parte?

¡Igualmente lo quiero!

A ver si lo traducen (cosa que no creo que hagan...)

Saludos.

ConfidentLinarola dijo...

ConfidentLinarola dijo…
Que chévere todo eso! Absolutamente genial!... ummm?! Che, me sacas pica?! Jajaja paro… No, enserio, me alegro q hayas pasado tan absolutamente genial…
Algún día me tocará a mi –aunq si es en esta vida, mejor aún!-
Datos muy interesantes –como el q podría ir i sobrevivir solo a español!- pero, sobretodo el delire de los M&Ms Crispy inexistentes hasta en el M&Ms World… me encantó! Osea, todo fue un sueeeeeño… nunk existieron… jajaja
Y me dio risa lo del tipo del tatuaje en la espalda, a la 1:30, sudado y sin camiseta! Eso si es raro! Bueno, asumo q en NY no tanto, pero iwal, q onda con ese… XD
Aunq quiero más crónik de viaje… fue una entrada muy pequeña, i de ley q hai más cosas ahí que piden a gritos ser contadas –o por lo menos q deseamos por acá leer jeje-

..
.
Oops, también me quedó intriga por lo de la camiseta de Obama… XD

Adimab dijo...

Que aventura! me alegro de que se lo pasara bien. Y cuantas anecdotas! Quedan para contarsela a los nietos :P
Radcliffe, Griffith...acaso usted no puede escapar de lo potterico? Es el destino!=P


Saludos!!!