Header

Mis primerísimas lecturas

Teo me parecía un ñoño. En verdad lo era. A mi hermano le encantaba y sabe Dios que es verdad, porque no ha vuelto a coger un libro desde entonces. Será que el nivel está muy alto.

Tampoco me gustaba Las Tres Mellizas. La serie de dibujos podía tener su gracia, pero como cuentos eran algo así como coge-la-pistola-y-apunta.
Pero sí me gustaba, y mucho, La Bruja Aburrida. Qué sí, que era de la misma autora que las tres insípidas adeeneidénticas, que incluso se hacían cameos, pero nada mejor que las aventuras exclusivas de la bruja más retorcida por excelencia. La Bruja Aburrida, no tenía otro nombre.
No sé si fueron los primeros cuentos que leí yo sólo, pero seguro que fueron los primeros que leí como un fan. Me encantaba ir a la librería y encontrarme con un nuevo número, y volver a casa y devorarlo, y jugar con las puntas de las páginas, con ese buho que bailaba, eclosionaba o se dormía. Era la felicidad.
También, a esa temprana edad (¿cuando nos enseñan a leer?) ya me aferré a la coherencia de las historias, algo que no me ha abandonado hasta ahora, porque mis preferidas eran aquellas que a la Bruja Aburrida le sucedía algo que cambiaba el curso de las siguientes. Cuando conocía al monstruo del Lago Ness, por ejemplo, o su nacimiento o boda (aunque ésta acabase frustrada, claro). Era ingeniosa y divertida, muy bien ilustrada, y el resto de cuentos no tenían parangón. Por eso siempre me ha gustado Superlópez y aborrezco Mortadelo. Porque lo que le ocurriese a la supermedianía en el número 23 le dejaba marcado para todas las aventuras siguientes, fuese lo que fuese, y la historia crece con los años. Los de Ibáñez, sin embargo, siguen tan planos como el primer día. Al cuerno las tres niñatas o el pelirrojo de sueter a rayas. A mí me gustaba la retorcida bruja, no me valía cualquier cosa.
No fue la única publicación que me influyó: antes que Leo Leo, que marcaría mis años siguientes, esperaba con impaciencia cada nuevo número de El Osito Bussi. No sé cómo ha vuelto a mi memoria, pero sé que no me perdía ni un sólo número, y llevaba la cuenta de cuándo se publicaba el siguiente. Era una revista, y la recibía por correo a mi nombre. Eso también explica porqué desde que tengo uso de razón me fijo en las cartas que llegan a casa.
Debía ser minúsculo cuando me pregunté quién escribía los libros. Alguien tenía que crearlos, ¿no? No se harían sólos. Fui hasta mi padre con el último de El Osito Bussi, recuerdo que estábamos en el campo, en el cuarto de estar, y le pregunté quién lo había hecho. Yo debía tener cuatro o cinco años. Y mi padre, sin pensar en mi edad, me respondió que lo hacían psicólogos y pedagogos. Recuerdo esa respuesta como si fuese ayer y eso que no debía ni entender lo que significaba. Psicólogos y pedagogos. Nunca se me ha ido de la cabeza esa revelación pero ahora, cuando he buscado una imagen de Bussi para decorar esta entrada, me he encontrado con el siguiente subtítulo en el encabezado de la revista: "Con la colaboración de psicólogos y pedagogos". Está visto que mi padre no se quemó las neuronas.

Algún día tengo que dedicar una entrada a mis siguientes lecturas. Leo Leo marcó mi infancia, de qué manera. Pero eso será más adelante. Hoy me contento con mi particular tributo a la Bruja Aburrida y Bussi, los dos cabritos que me enseñaron a leer. No sólo me enseñaron: en cierto modo, encendieron mi curiosidad por el mundo editorial. Y no ha parado.

----

Estoy haciendo experimentos con el blog. He metido la opción de votar entradas en Bitacoras y también opinar en una palabra qué os parece. Usadla si queréis. Lo de votar, si creéis que merece la pena, se supone que sirve para promocionar el blog en Bitacoras.com. Capaz no sirve de nada, pero es gratis y no pierdo nada probando. Gracias a JFHP por la explicación, ya veremos cuanto dura el sistema.

14 comentarios:

Prigkinissa dijo...

El oso bussi! Mi madre siempre me conpraba la revista y una año para mi cumple me fabricó una piñata de este adorable osito. Por fin encuentro a alguien que conoce esta revista y le encantaba de pequeño.
Me acuerdo de que venían algunos pasatiempos que no sabía hacer porque rean muy difíciles y también páginas dedicadas a manualidades.´

También me acuerdo muchode Teo, porque en la biblioteca de mi clase había varios libros de él y atodos nos gustaban mucho. Aunque ahora los veo como libros para decorar una biblioteca, son demasiado dida´cticos para mi gusto.

Las tres mellizas nunca me han gustado, aunque yo las conocí cuando ya era más amyor, con unos diez años, y a través de la televisión.

Danols dijo...

Cuando era chico no leía libros, no se por qué, pero mi familia no me inculco la lectura como algo especial o importante en esta vida. Sin embargo y aunque no lo creas, el primer libro que me leí fue “Harry Potter y la Piedra Filosofal” Cuando ya tenía 10 años de edad. Cómo llegue a este libro? Bueno, como cualquier otro niño me antoje de algo, pero no era un juguete, era un libro llamado “Harry Potter y el Prisionero de Azkaban” sinceramente me llamo mucho la atención la portada. Luego de tanto pedir y pedir mi madre se rindió y me compro libro, obviamente note que era la tercera parte de una saga, por lo tanto, compre el primero, y así junto a Harry Potter me embarque en el mundo de la lectura.

Qué bueno que hayas puesto el botón de Bitacoras! :)

alsdoi dijo...

Me encanta esta entrada. Voy a soltar mi rollo personal.

Nunca leí el osito Bussi, me enteré de su existencia hará unos dos años. Y en mi casa nunco hubo libros de Teo, había unos parecidos pero menos ñoños (cuyo nombre no recuerdo) que ojeándolos hace poco me di cuenta de lo izquierdosos, republicanos y antiautoritarios en general que son.
El primer libro que recuerdo haber leido fue "Donde viven los monstruos", posiblemente mi libro favorito de cuando era muuuuuy pequeño. Tengo un lapsus temporal de unos años, porque lo siguiente que recuerdo que leía con ganas eran unos fascículos de dinosaurios que compraba cada semana.
También tuve mi etapa de los Leo Leo, pero yo los leía en asturiano (Lleo lleo). Los cogía en la biblioteca del cole. Me encantaría saber si las fichas en las que apuntabamos los libros que cogiamos siguen existiendo, lo dudo, pero me encantaría tener la mia.
Un poquito después ya me volví fanático de Astérix, y por extensión me leí Tintín aunque me gustaba mucho menos.
De historietas españolas(yo siempre los llamaba así, la palabra cómic no la empecé a utilizar hasta mucho después) me gustaba también Superlopez, Jan es posiblemente el autor más infravalorado de España. Y Mortadelo etc nunca me gustaron, excepto algún número especial (como los de los JJOO) el resto no me gustaban.
Después (como con 10 años) me volví fan de Eduardo Mendoza, no de "la Verdad sobre el caso Sabolta" ni sus novelas más serias, sino de "Sin noticias de Gurb" y la trilogía de "El misterio de la cripta embrujada", "El laberinto de las aceitunas" y "El misterio del tocador de señora".
También me deboré la historia de los tres mosqueteros, la trilogía, y para calmar mis ansias de más me leí los volúmenes de "El capitán Alatriste" que habían salido hasta el momento (que debían de ser 2 o 3).

Y para finalizar con lo que será un aburrimiento para el que lo lea, llegó a mis manos a los 12 años Harry Potter y la piedra filosofal. Recuerdo las ganas de matar al que hizo la sinópsis por escribir "HARRY ES UN MAGO" en la contraportada, cuando se supone que la gracia del principio es no saber que lo que le pasa es porque es un mago, pero bueno.
Esa fué la última saga supuestamente infantil/juvenil a la que me enganché. A partir de ahí ya empecé a leer libros "de adultos", excepto los que me mandaban para clase que normalmente eran bastante infantiles, aunque los supuestamente más maduros que mis profesores consideraban obras maestras (como "El guardian entre el centeno", por ejemplo)me parecían infames. Después seguí leyendo muchos libros para niños, porque mi hermano, más pequeño que yo, compraba algunos. Incluso a día de hoy, si tengo tiempo y voy a una librería grande, suelo dedicar un rato a ojear los libros para niños.


PS: Ah, se me olvidaba cuando me volví loco con "Alicia en el país..." y "Através del espejo y lo que Alicia..." A los 14 años. Me impactó muchísimo, diría que cambió mi forma de ser o al menos influyó mucho. Los libros de Alicia, sus ilustraciones (me hicieron empezar a dibujar), la película de Disney (sobretodo la fiesta del no-cumpleaños) y las canciones de Jefferson Airplane (lo descubrí todo a la vez) para mi fueron como una revelación. Y a día de hoy son como mi biblia.

Remember what the dormouse said: "Feed your head"

Linita dijo...

Bueno... Nada de esto lo conocí, no se si acá a Colombia llegaban... Pero aprendí a leer con unos cuentos de Disney que mi mamá me leía desde muy pequeña, y hasta me los sabía de memoria... Luego de eso seguí con los libros del colegio y unos de "Torre de Papel" que formaron parte de mi biblioteca...
En estos días volví a leerlos y aunque ya no sea lo mismo (claro que no lo va a ser, han pasado 10 años...), me reí mucho releyendo aquello que me gustaba cuando tenía 6-7 años :)!

JFHP dijo...

Yo empecé a leer los cómics de Mortadelo y Filemón, que me compraban mis padres en La Feria del Libro aquí en mi ciudad. Pero poco más. Recuerdo que sacaba libros de la biblioteca del colegio y al final la única que se los leía era mi madre.

Ya luego conocí la saga de HP y me enganché a la lectura. Y hasta hoy.


----------

Hombre, ahora mismo que me acabo de despertar llevas nueve votos y tu blog ya aparece en la segunda página de Bitácoras.com. xDD Malo, como dices, no puede ser :PP

Eme dijo...

El osito Bussi no me suena de nada. Pero mira qué tierno. De todas formas, donde estén las historias de El barco de Vapor, que se quiten todas las demás.

PD: disfruta de City :)

Rocy dijo...

Yo también leia Teo de pequeñita (en mi cole mi tutora de 3º y 4º de primaria nos dejaba llevar los libros que teníamos en clase a casa) pero de Bussi ni idea, claro que me sacas 3 años entonces xDD

Sobre las tres mellizas, a mi me encantaban :D tanto la serie como los libros (además que hice la coleccion, incompleta, y me los leía) y sobre la Bruja aburrida, solo he visto algun capítulo suelto.

Sobre Mortadelo, me gustan los comics y las series (pero las pelis con personas no) pero si me tuviera que quedar con alguna serie creada por Ibañez sería con 13, Rue del Percebe, lo que me podía reir xD pero también está el botones sacarino, rompetechos... puede que sean planos, pero me hacían reir. Y el año pasado tuve la oportunidad de ver al autor en el retiro firmando ejemplares (que rabia me dio no saberlo antes, sino hubiera llevado uno de mis comics :( )

Nazaret dijo...

Pues yo era más de Enid Blyton, para qué engañarnos, ¡me encantaban sus historias! Y antes de eso lo cierto es que no recuerdo demasiado... un misterio mis primeras lecturas.

Eneri dijo...

Yo soy más pequeja que todos vosotros pero yo me compraba revistas también del Oso Bussi. Claro está ya mucho mas "modernizadas". Pero madre mía cuanto pasa el tiempo. Ya ni me acordaba que revistas me compraba yo de pequeñaja.
Aunque si me acuerdo de los libros que leia. Mi literatura infantil fue toda muy inglesa. Pasando de Enid Blyton y sus historias de los cinco y los siente a Harry Potter. Sin duda mi mayor descubrimiento en mi infancia.

María dijo...

Bah, de pequeña era aficionada a Mortadelo y al botones Sacarino. Después estaab el cuento de las Brujas de Roal Dhal, y la jirafa de Otoño. De todas formas, eran cuentos muy cortos los que leía, ya ni me acuerdo.
Ah, y también era una aficionada de Tintín, me encantaba, y me sigue encantando, sólo que sus cómics nos los veo muy económicos que digamos. Mi favorito: las joyas de la Castafiore.
besos.

Angiemaga dijo...

Gracias por recordarme el Oso Bussi!! No sé cómo había podido olvidarlo! Me encantaba. Obligaba a mis padres a comprármelo cada vez que iba a Viveros, justo en el quiosco ese que estaba hace tiempo en la esquinita, antes de entrar a los jardines. ¡Qué guay! Era mi parte favorita del fin de semana y difícilmente despegaba la cara de él. ¡Mis padres siempre me reñían porque no paraba de leerlo incluso a la vez que paseaba por los jardines! Era genial :)

Nunca leí nada de la Bruja Aburrida, pensaba que sólo era una secundaria de las Tres Mellizas y a ellas las descubrí mucho después a raíz de la serie de TV. ¡Pero los comics Superlópez sí que los leía! Mi favorito era el que explicaba lo de los petisos carambanales. Especialmente la viñeta donde Superlópez se hacía vendedor de petisos en un quiosco. Tenían una textura taaaan chula. ¡¡Yo quería tener uno!!

El primer libro que recuerdo como "mío", quitando los típicos cuentos que me leían de pequeña tipo El patito feo, fue "La abuelita aventurera", de el Barco de Vapor serie blanca. Cuando me lo compraron tenía 6 años y me sentí súper orgullosa. :) También recuerdo con mucho cariño unos libros muy finitos de un tal Mago Sí (creo que se llamaba así) que me compraba mi abuela a veces. Qué tiempos de primeras lecturas... Eran geniales...

D.Gray-Man SP dijo...

En realidad, hace poco que también comencé a desenterrar mis "tesoros" (mi madre los llama basura -_-). Fue hace unos meses, cuando me vine a vivir a Barcelona desde Galicia para empezar la uni.

Mientras recogía y vaciaba mi habitación, me fijé en las estanterías y en los libros que ya no tocaba desde hacía siglos.

Recordé, sobre todo, cuando leía los cuentos de las pelis de Disney (tipo Aladdín o El Rey León). Recuerdo también la revista del Osso Bussi, allá por mis 5 años (?). Sin embargo nunca me llamó la atención. Tampoco me gustaban las 3 mellizas, aunque la serie la solía ver porque a mi vecina de en frente le entusiasmaba... ~_~

Anónimo dijo...

Me ha causado gracia lo de los psicólogos y pedagogos… Parecería una de mis respuestas a una pregunta ni al caso de mi hermano pequeño. O_o
No tenía ni idea que existían tales como “la bruja aburrida” ni “el oso bussy” ¿? –siempre yo, no sabiendo de nada- y de cuento que yo haya leído ¿? Solo me acuerdo de uno… y que no fue de tan pequeña sino a mis 12 años o por ahí asi jaja y no recuerdo más, me gustó se llamaba “odio los libros” -incluia una bruja también!- y es que en mi infancia no recuerdo haber leído nada de cuentos o cosas así… aunq tampoco es que recuerde mucho –yo y mi memoria-
Pero si me acuerdo de el primer libro-libro que quise leer -que llego de casualidad- que fue la fuerza de sheccid, me gusto mucho y desde ahí no le pongo malas caras a los libros. XD –final feliz* jeje-
*final feliz de mi historia, me refería, no el de la fuerza de sheccid obviamente

confidentlnrl

Luthien Black dijo...

Alaaaa, qué recuerdos. Yo también leía la revista del Oso Bussi de chiquitina XD
No me esperaba encontrar una entrada sobre ella en un blog. Me la compraba siempre y me encantaba, hasta que me pasó lo que a todos los lectores, supongo: te haces mayor, descubres a Enid Blyton y te olvidas de Bussi y de Bello XD

En fin, gracias por traerme tan buenos (e inesperados) recuerdos de mi infancia ^^

Luthien Black