Header

Un esfuerzo para entender el nacionalismo, el independentismo y el centralismo

Llevo meses leyendo artículos de aquí y de allá, entrevistas a representantes de partidos políticos y algún que otro artículo de opinión, todo para hacerme a la idea de qué busca exactamente el nacionalismo español y así explicárselo mascadito a los lectores de América. Y juro que me he llevado una sorpresa muy grata con partidos como CiU, especialmente con su Durán Lleida, y también me ha ayudado a entender otras posiciones como la del PSC.

A ver. Ahora me hago una idea más redondeada del nacionalismo. Y por lo tanto, más pienso que llamarlo "nacionalismo" es un error, entendido como lo entienden en PSC o CiU. Pero bueno: la palabra ya está hecha, es la que se usa en la calle y no hay vuelta de hoja: comprendiendo lo que buscan, creo que prefiero llamarlo regionalismo, que debería ser igualmente válido, pero las cosas son como son y yo no puedo cambiarlas. Está bien: llamémoslo nacionalismo.
En Valencia -o en el Reino de Valencia- hay partidos nacionalistas, pero de nula representación. Hoy por hoy, en nuestro parlamento, la mayoría es del PP, después está el PSOE y por último tres escaños cochinos, de una coalición a la desesperada de partidos de izquierda. A duras penas puedo considerar al PP nacionalista (entendiendo "nacionalista" como "regionalista"), y del PSOE no es que no lo sepa yo, es que no lo saben ni ellos. El resto, o no tienen representación o no tienen modo de expresarse, ya que hasta sus tres escaños se llevan a muerte. Y partidos como Esquerra Republicana de Catalunya, que aunque no lo creáis también concurren en las elecciones de aquí (gastando papel, naturalmente) no huelen la presentación ni de lejos. De modo: que en el Reino de Valencia, el regionalismo es bien escaso. Partidos los hay, claro, pero nada que se pueda tomar en serio. De modo que es posible que a los valencianos nos cueste entender el nacionalismo tanto como a los madrileños, o a los cántabros. Y por lo tanto, lo demonizamos en nuestra ignorancia. Imagino que para vascos, catalanes y etcéteros (me guardo esta palabra para cuando me den el asiento E de la R.A.E., prometido) será fácil de entender, pero si existe tanto conflicto en España puede haber buena culpa en que ni unos han puesto ganas de escuchar, ni los otros de hacerse entender.
Mis conclusiones de todo lo leído es que primero existe el regionalismo, donde la palabra "nación" me importa bien poco (no modifica en absoluto el discurso, no hasta ver el punto siguiente), que consiste en conseguir más y más competencias para la zona en cuestión, a dispensas del Estado. Por lo tanto, un regionalismo no significa necesariamente independencia o desvinculación: simplemente puede ser la propuesta de otro tipo de modelo de Estado, federal, que es perfectamente válido y en el que podría seguir participando España. CiU se incluye en este punto, y supongo que el PSC (que para mí, lo digo ahora y lo diré más tarde, es un partido distinto del PSOE, y todavía no me explico qué hacen concurriendo juntos en las elecciones).
Luego está el más allá, también válido, con partidos independentistas que no se conforman con un regionalismo más avanzado, sino que quieren una desvinculación total del Estado español para crear el suyo propio. Supongo que aquí está ERC (un partido minoritario que no tendría mayor relevancia de no ser por culpa del PSC, pero aquí estamos, hablando de él) y el PNV me lo pone difícil, porque con ETA al lado y sus tentáculos ilegalizados cada dos por tres (y más dos que tres), juega al "ahora sí ahora no" que da miedo. Supongo que el PNV es parecido a CiU, con la diferencia de que Durán Lleida, incluso Artur Mas, son más moderados de lo que Ibarretxe podría imaginar en sueños. E Ibarretxe le tiene gusto a eso de meter miedo al presidente de turno, y también hacer ojitos a los etafílicos. Lo cierto es que pretende hacer un referéndum, o a lo mejor es pura paparruchada: es igual. Independentista o no, es regionalista. Tanto lo uno como lo otro es perfectamente respetable.
Y luego, oye, también están los que como yo son centralistas. Ojo: cualquier día me harto de España y abogo por la disolución, que yo estoy muy contento con el Reino de Valencia, pero por ahora creo que es mejor para todos, desde absolutamente todos los aspectos, una unión. Y como yo sí soy socialista, socialista de verdad y no de pego, como el PSC, creo en la redistribución de renta tanto de las personas como de las comunidades autónomas, que a fin de cuenta, va a ir también para las personas. Por eso soy centralista. Como Estado federal mucho mejor nos iría a los valencianos, oiga. Y a los extremeños y andaluces que les follen, y también a los vascos, que ya sabemos que reciben del Estado más de lo que aportan. Que eso lo apoye un partido de derechas lo entiendo, pero uno de izquierdas me parece un chiste. Lo hacen igualmente.
Todo por el puto tema de los nombres. Así tenemos todos la picha hecha un lío. Si no, díganmente cómo se entiende que Cataluña sea una nación y España otra. Que el País Vasco sea un país, y España otro. Y luego hacemos una federación de Estados, ¿y qué será España, si ni es nación, ni país, ni Estado? Lo dicho: echa un lío, la picha.
Y lo otro: que mejor nos iría a todos si hiciésemos un esfuerzo por comprender lo que dicen los demás. Pero también tendrán que admitir los demás que sus políticos hacen muy poco por entenderse: que todos, sin excepción, tiran del victimismo. Y que como buenos negociantes, saben que conseguir un millón tienen que pedir diez. Por eso es natural que otros busquen las orejas al lobo. Que si el resto de España ve a los regionalistas como independentistas, es porque ellos han jugado a contentar a todo tipo de votantes. Y les cuesta mucho decir eso de "no somos independentistas", porque saben que pierden muchos votos y ganan bien pocos. Son políticos, vamos.

7 comentarios:

Prigkinissa dijo...

A mí me sorprendió también gratamente Durán Lleida un par de veces que estuvo en AR, aunque CIU es un partido que no me termina de convencer del todo.
Me gustaría aprender más sobre el tema. De momento, sin saber mucho, me parece muy buena la idea de una República Federal como EEUU. Nos mantendría unidos y contentaría a ciertos regionalista, nacionalistas o como quieran llamarse. Siempre estarán los independentistas de turno fastidiando, gritando a favor de que Cataluña o País Vasco sean otro país, pero nunca llueve al gusto de todos.
Por cierto, siempre me ha parecido que los independentistas son una panda de egoístas. Quizá sea por pura ignorancia mía.

Rocy dijo...

Me he dado cuenta de una cosa, mariposa.

Mientras leia el principio del texto, ibas calmado. Luego parace ser que te has ido cabreando, hasta que ya has explotado. Si que te trae de cabeza esto! Vale que a mi también un poco, pero que quieres que te diga, esto va a ser un problema por muchos años, y no es que ahora se hayan sacado de la manga lo del nacionalismo (o regionalismo), a principios del siglo XX ya había estos problemas (o eso tengo entendido).

GonRa dijo...

Y a Andalucía que le follen? Crees que necesitaríamos tus fondos? Andalucía como region dentro de un estado federal funcionaría perfectamente, puede no ser la comunidad más rica, pero tampoco vamos mendigando. Es el estado el que tiene una deuda histórica con nosotros desde hace años.
Cuidado con las expresiones que utilizas, que pueden ser ofensivas.

Hombre con criterio dijo...

Por supuesto que no envío a Andalucía a tomar por culo. Precisamente digo que tenemos que ser socialistas y distribuir la riqueza.

Ahora bien: permíteme que dude eso de que es el Estado el que le debe a Andalucía...

Prigkinissa dijo...

Cómo están los ánimos por aquí,jaja. Hombre con Criterio lo ha dicho con ironía, ha utilziado esas expresiones (demasiado cacofónicas para mi gusto, por cierto) como reflejo de lo que piensan los independentistas, no él.

Y es malo ser tan patiróticos, hombre! Que ni Valencia es lo más de lo más (jijiji) ni Andalucía resulta que ahora es la provincia que más se ha ssacrificado por España. El Estado no debe nada a nadie, todos somos el Estado, y esa idea es la base para que una república federal pueda salir adelante en España; si no, vamos listos.
Yo nunca defendería así a Madrid, y menos con la presi que tenemos...

Rubén Mato dijo...

Creo que tu entrada refleja muy bien la realidad actual del nacionalismo en España. Y ciertamente no podría estar más de acuerdo contigo. Mucho mejor les iría a algunas comunidades en un sistema federalista. Y está claro: Hoy por hoy no todas las comunidades son iguales. Y Andalucía o Galicia no tienen las mismas necesidades (en cualquier ámbito, no solo el económico) que Cataluña o el País Vasco, o Valencia. Mientras no se consiga algo más "justo" no vería, de nuevo, justo, un modelo totalmente diferente al actual.

Y en cuanto al comentario que hizo antes GonRa: Así como creo que las aspiraciones de Bin Laden de recuperar Al-Andalus están más que fuera de lugar, opino que esa deuda histórica también lo está. Las cosas fueron como fueron. Y si bien creo que la historia nos ayuda a comprender muchas cosas del presente, opino que esa "deuda" en caso de que la haya habido ya queda muy atrás. Todas las comunidades tendrían deudas con el estado, pues...

Anónimo dijo...

Vaya si que era “un esfuerzo”--- esfuerzo es lo que he hecho yo…(por entender)
Ah, y ahora…. Estoy igual que antes… 0_o jaja, pero bueno no es culpa tuya… ni mia mucho menos… es culpa de.. eh… nose… de los políticos (haha siempre ha estado de moda culpar a los políticos)

cnfdntLinarola

chale... q me perdi como papa noel dando regalos en dia de las madres...