Header

Dignidad cuestionable

Una de dos: o la mitad de ETA son infiltrados de la policía, o los servicios de seguridad torturan a los etarras para que les revelen sus planes y escondrijos. La policía hace una labor increíble la cuál nunca podremos agradecer del todo, y las desgracias que nos hemos ahorrado por su bien hacer son incalculables: solo que gracias a que no pasaron de "amenazas" no acabamos de valorar su trabajo. Pero no es poco.
Me resulta taaaaaaaan extraño que la policía sepa tantas cosas. Porque las sabe. ¿Cómo se explica que hayan detenido todos y cada uno de los atentados montados desde que ETA dijo que rompía la pseudo-tregua? Recuerdo cuando las elecciones municipales que unos batasunos denunciaban que se daban torturas a los terroristas. El grito protesta pasó sin pena ni gloria por el telediario, pero a mí se me quedó grabado. La constitución prohíbe la tortura, en cualquier caso (salvo en asuntos militares, creo que decía, pero incluso la ley militar suprimió ese punto). Que la tortura atenta contra la dignidad de la persona blablablá. ¿Acaso la cárcel no? Y sin embargo, la vemos imprescindible. Veo horrible que se prohiba la tortura en casos como terroristas o secuestradores, cuando lo que se les puede sacar podría salvar vidas. ¿Es que salvar las vidas de unos inocentes no es más importante que el mantener la dignidad, ya de por sí dudosa, de un asesino? Menudo país que lo cuestiona. Si el 11M se hubiese evitado con torturas, bienvenido sea. Y si podemos evitar catástrofes futuras sonsacando la tan secreta información a esos terroristas desalmados, adelante con ello. Ahora bien: si alguien cree que la "dignidad" de uno de estos monstruos vale más que salvar la vida de quien va en un avión con bomba o del que se dirige a la calle donde le espera el pistolero, tiene una escala de valores peligrosamente trastocada. Qué daño hacen los progresistoides.

14 comentarios:

Celia dijo...

En la Constitución, la tortura aparece en el artículo que garantiza la integridad física y moral, no la dignidad. Cuando se enfrentan dos derechos fundamentales, tienes que sopesar si merece la pena violar uno para proteger el otro: privar de libertad a los que han privado de vida, permitir el derecho a la intimidad antes que el de a la información veraz. Y la integridad está en el mismo artículo que el derecho a la vida, y según eso deben tener la misma protección. No hay ningún derecho por el que merezca la pena violar éstos. Por eso en España no hay pena de muerte y, me alegra decirlo, la tortura está constitucionalmente prohibida.

Neike dijo...

tengo una idea, ¿porque no te torturamos a tí?

Helena dijo...

Que progresistoide soy, que asco doy.

Hombre con criterio dijo...

entonces preferís que mueran 100 personas por una bomba que torturar a un terrorista para que os diga donde está, ¿no?

Pues vamos bien... ojalá mi vida nunca dependa de vosotros, porque creo que antes se salva el etarra que cualquier persona honrada.

Helena dijo...

No sabes si esa persona a la que vas a torturar te dira algo. A veces ni siquiera esté probado que esa persona vaya a cometer o haya cometido un crimen. Si fuera a tí, a quién un día derrepente y sin saber te detienen y te torturan en busca de información sin darte ninguno de los derechos que te corresponden por ley no lo verías asi. La presuncion de inocencia existe por algo, y no se puede tomar cada uno la ley por su mano. Sólo porque alguien sea un asesino no se le pueden quitar sus derechos basicos. No hay una escala, una persona no vale más que otra, por muchas atrocidades que hayan cometido.

Celia dijo...

Nunca entro en una discusión (ni siquiera en una conversación) sobre ideologías, políticas o de cualquier clase, porque me parecen fútiles y pueden llegar a enfrentamientos; eso es personal de cada uno, y nada de lo que digas va a convencer al otro, se limitan a exposiciones más o menos acaloradas de las creencias de cada uno.

Yo no estoy hablando de ideologías, sino de protección de los derechos fundamentales. Y creo que son igualmente protegibles, ni más pero tampoco menos, los de los honrados ciudadanos que los de los sucios terroristas, por eso vivo en una democracia.

Es muy peligroso creer que el fin justifica los medios, y mucho más para un gobierno. Ya no estoy hablando del coste político, sino de dónde poner los límites. Se puede torturar para salvar vidas... ¿y para averiguar dónde está un secuestrado? ¿Y para que un violador deje de violar? Entonces, ¿castigamos un delito de lesiones produciéndolas nosotros?

No, la tortura no es admisible en ningún caso. No tiene nada que ver con mi ideología política, sino con mi conciencia democrática.

Hombre con criterio dijo...

a mí me parece que la libertad es un derecho más sagrado que la propia integridad física. sin embargo, a muchos les parece más sana una cárcel que una tortura. la escala de valores cambia según el día?

Helena dijo...

A la carcel se va con un juicio de por medio, a la sala de torturas no.

bru dijo...

Hummmm... Habría quien se lo merece. Se podría pensar que nadie se merece algo así, pero sí, la hay. Y estoy harta de que se les llame dementes porque no todos lo son: ¿cuántos habrá que de verdad, racional, fría y plenamente conscientes de lo que hacen, cometen crímenes contra gente inocente?
¿Partidaria de la tortura? Es que ahí está la cosa, ¿y si realmente esa persona no ha hecho nada malo, salvo estar en el lugar y el momento menos apropiados? No sería justo y no hay indemnización que pague ese daño. Pero si se sabe, con total y absoluta certeza que esa persona sabe realmente algo... Pues hombre, muy crueles mejor no ponerse pero un poquitito de tortura no seria del todo mala. Sin pasarse, eso sí.
De todas formas, por esa regla de tres... No sé si has visto "Al cruzar el límite". Yo tampoco, siempre pillo el final. Y es un médico que se ve que experimentaba con criminales o los mataba para experimentar y se justificaba diciendo algo parecido a lo que tú has dicho: "Una persona muere, y el cáncer desaparece". Vale. "Una persona es torturada, y salvamos 100 vidas o más". Pero hay una pega: tú (ni tú ni nadie) no puedes jugar a ser dios. Y vale, no los vas a matar, les vas a hacer daño física y psicológicamente para conseguir información, pero es postestad pura y dura, y tampoco es plan.
Por cierto, a mí la cárcel SÍ me parece bien y es la peor tortura que en mi opinión se le podría aplicar a alguien... Si no se les dejara ver el sol ni recibir visitas etc, etc. Al menos con los asesinos, que han privado a gente de poder sentir el sol, de poder ver a su familia, de poder vivir. Y ya que matarlos es rebajarse a su nivel, por lo menos que no vuelvan a tener libertad jamás. Sí, soy partidaria de la cadena perpetua.
UN beso,

Cristina

Hombre con criterio dijo...

el gran error sería equivocarse de culpable, por supuesto. pero de eso ya saben mucho los del viejo GAL.

En cualquier caso, no es utilizar a inocentes para salvar vidas de inocentes, como podría ser para la cura del cáncer (no conozco el caso de lo que cuentas). Esto es sonsacar información a terroristas (no olvidemos que gritan "gora eta!" a pleno pulmón en cada juicio, no se equivoca uno tanto) para salvar la vida de inocentes. obviamente, utilizar la tortura a diestro y siniestro sería un error. ¿pero acaso no es más grave meter a alguien en la cárcel durante años cuando es inocente?

ana ryder dijo...

El fin NUNCA justifica los medios.

bru dijo...

Ana Ryder, toda regla tiene su excepción.

En la peli ésa, ya te digo, el hombre usaba a asesinos para experimentar, no a personas inocentes. Pero sigue siendo lo mismo: no tenemos el poder de decidir quién lo merece y quién no. Ahora bien, yo no me opondría. Al menos en lo de torturar un poco para sonsacar información. Lo de matar a alguien (aunque sean asesinos) para curar el cáncer es otro asunto (ché, tengo que ver esa peli). Un beso,

Cristina

Prigkinissa dijo...

Violencia por violencia,"si te pegas, pega",el daño físico o moral es justificable en ESTE caso.Ains...
La tortura es símbolo de países retrogrados, es un volver a la inquisición y ,tomando prestadas palabras de Borj, "el último aullido de los dinosaurios antes de colapsar".¡Yo no quiero más guantánamos!
¿Quién decidiría a quien torturar y a quien no? Se cometerían tantas injusticias amparadas en la justicia...
NO hace falta ser progresistoide para condenar la tortura ( o la pena de muerte), simplemente vale con tener ideales pacifistas, que bien falta hace en este mundo de locos y violencia extrema.
Ante la idea de tortura,cordura; cambiando sólo una letra, se transforma el mundo.

Anónimo dijo...

el problema esta cuando a la persona que se trotura es inocente.
aunque si es culpable lo aceptaria