Header

Lo imprescindible de tomar el sol

Es verano, estoy en Dénia -sol y playa, en pocas palabras- y mi madre considera esencial que su hijo tome el sol. Como mis hermanos lo hacen, y yo estoy tan blanco, lo necesito. Me ve escribiendo, me ve con el ordenador, leyendo, jugando con el perro, me ve haciendo cualquier cosa y me dice: "Para no hacer nada podrías tomar el sol".
Entonces yo me replanteo si tomar el sol es hacer algo. Que claro que no quiero tener un blanco fantasmal -tampo creo que sea tan exagerado, en fin- pero no veo lo imprescindible de estar moreno. No cuando se pueden hacer otras cosas, pero ¡caray, es verano! Si no te obsesionas por el bronceado o estás loco o es que te has pasado dos meses de crucero por los fiordos, una de dos.
Me pongo bajo el sol y no se me pega nada. Pierdo la paciencia al par de horas, cuando veo que no ha servido de nada. Pero aunque sirviese, ¿de qué serviría? Bajo el sol no se puede leer sin que te refleje la luz en los ojos. Ni escribir. Sólo escuchar música, y con los ojos cerrados. No entiendo, por más vueltas que le doy, por qué algunos tienen tanto interés en que tome el sol en verano. Y todo lo demás es perder el tiempo.

7 comentarios:

Vito dijo...

Pues la razón primordial es para quedar bien con las demás personas. Si estás en pleno verano, llega septiembre y todos te ven con un bronceado como si hubieras tomado sol dentro de un armario, serías blanco (?) de burlas y de llamado de atención.

Una vez me comentaste lo importante que es saber conducir en España, que si no sabes enfrentar el volante, no eres nada. Al menos aca en Chile, si en marzo (cuando termina el verano) tu piel no tiene un color tostado, dirán que no tomaste vacaciones, por lo tanto, no tienes vida.

El tomar sol es simplemente para quedar bien con los demás, pero si no te importa eso, tu madre debería respetarlo. En mi caso no necesito broncearme, estoy bronceado los 365 días del año, jejeje...

Anónimo dijo...

Tu no necesitas tomar el sol, estas bien como estas!

Bru dijo...

Creo que quien inventó las gafas de sol tenía el mismo problema que tú. Con ellas puedes leer y escribir y lo que te dé la gana bajo el sol de... Dénia*.

Yo tampoco me obsesiono por el moreno. Ahora mi madre está empeñada en que lleve faldas "para que te dé el sol en las piernas, que las tienes muy blancas" (evidentemente metida en el agua no me pongo a hacer el pino para coger moreno en las piernas). Además siempre me ha parecido molestísima la marca del bañador...
En fin. A lo que iba. A no ser que te guste mucho tener la piel bronceada tomar el sol es una tontería y para nada importante, pero di que no quieres, no que te impide hacer otras cosas... El inventor de las gafas de sol se ofendería si lo leyera :P. Un beso,

Cristina

*"Bajo el sol de la Toscana" es una peli. Ha sido un chiste malo.

Anónimo dijo...

tu haz lo mismo que hace siempre, actualiza el blog y pasalo bien.
si al final del verano estas morenito, podras decir que te lo has pasado bien, y si no, tambien.
de todas formas, en dos meses se va el bronceado, menos a vito y cuatro mas

ana ryder dijo...

Yo estoy láctea, no aguanto la piscina o la playa, y me aburre mortalmente tomar el sol. Así que la alternativa, en mi caso, es fácil. Aunque reconozco que en Denia lo tienes más complicado... xD.

La foto de Edimburgo es una pasada y tiene una luz increíble. Hace que la mía leyendo harry en la terraza de casa resulte tan... tan poca cosa.. xD

Kit dijo...

Mi piel no es blanca, es que un poco más y soy transparente. Me gusta llamarlo moreno fantasmal. Me río, pero lo odio. Lo malo es que no soy capaz de tomar el sol. No puedo evitarlo, me aburro. Pasan 10 minutos y me han parecido 10 horas. No le veo lo divertido a estar ahí plantada como una tostada. Si el esfuerzo me llevara a lucir un precioso color canela, igual me lo planteaba, pero para quedarme de color gamba…

Nazaret dijo...

Odio tomar el sol... ¿es que achicharrarse es sano? Odio tirarme horas en la playa de un lado, del otro, bocarriba y bocabajo, me parece lo más aburrido del mundo. Además, empiezas a sudar, si tienes poca suerte acabas del mismo color que un cangrejillo y encima, teniéndote que dar aftersun cada cinco minutos.

No, no me muero si no piso la playa en verano.