Header

El juego del Rey

Que me diga Don Juan Carlos a qué diablos juega, porque yo quiero enterarme. Y de paso, divertirme.
No diría que es un retroceso tener corona en el siglo XXI, porque honestamente, creo que nunca en la historia ha tenido verdadero sentido. Ha habido reyes mejores y reyes peores, pero todos chupando del bote. Lo que es evidente es que el rey de España es rey por unas circunstancias muy especiales, que pasan por la voluntad de Franco y por la tolerancia de todos los españoles. Mientras dure.
Por eso me quedo perplejo al observar que el rey se lleva un juego muy raro: tenemos un monarca que se las da de progre, o algo así, porque siempre parece del lado de los republicanos. Un rey que no ha levantado la voz ante el Estatuto de Cataluña y que se atrevió a comparar el conflicto vasco con el de Irlanda. Un rey que lejos de defender la unidad de España, secunda a aquellos que la fragmentan y que además, ataca por las espaldas a aquellos que defienden su institución. No es Losantos sea santo de mi devoción, pero él sí es monárquico y sin embargo el monarca le anda poniendo verde, igual que hizo en su día con Aznar. O el rey es basicamente idiota, porque se tira piedras en su propio tejado, o tiene un plan B del que nadie sospecha nada.
Soy republicano, así que por mí que el rey se vaya cuanto antes. Pero eso sí: que no olvide contarme qué juego se lleva, porque sigo sin entender cómo se puede ser tan rematadamente idiota, además de cobarde. Está poniendo su continuidad en manos de los primeros que quieren verle fuera. Pues como si me da a mí la opción: una patada en el culo y empezamos a cumplir eso de que todos los ciudadanos somos iguales. Porque menudo cuento hasta ahora.

3 comentarios:

Nazaret dijo...

Podrían encerrarte por lo que has dicho xD

Dania dijo...

Decir eso es legal???

A ver...a mi me hacen ganar dinero, pero por otro lado pago los impuestos...umm no se que opinar

madouc dijo...

Bueno, ya se que este post es de hace mucho tiempo, pero lo he visto y quisiera comentar unas cuantas cosas:
1.- Yo también soy republicano
2.- Losantos no es monárquico
3.- La base de una monarquía parlamentaria se basa en que el rey no pinta nada, no se mete en política en absoluto, salvo casos tremendamente excepcionales (y el estatuto de Cataluña, créeme, no lo es)
4.- El rey no juega a nada, más bien todo lo contrario: en realidad, y aunque me duela reconocerlo realiza una labor diplomática importantísima, no tienes más que ver la lista de amigos y conocidos del rey. Decía Carrillo (como ves un monárquico a ultranza, vamos, que para tener de presidente de la república a Aznar...

En fin, que yo también quiero la república (en verdad, en este país casi no hay monárquicos) pero si algún día llega, esperemos, que sea una república en condiciones, por favor.

Como suele decirse, salud y república!