Header

Ciento tres

Les engañaron. Pensaban que esos niños eran huérfanos e iban al encuentro de sus familias de adopción, o que sufrían enfermedades graves que sólo podían ser tratadas en Europa. Algo tuvieron que pensar. Algo, por favor, algo que no les convierta en culpables.
Una falsa ONG francesa fue a la República de Chad a por niños. En el avión iba tripulación gala y española y no sabemos cómo, se hicieron con ciento tres niños africanos, negritos y descalzos, pobres de solemnidad. Se los iban a llevar de vuelta a Francia cuando las autoridades les pararon. "No os los lleváis: estos niños ni están enfermos ni son huérfanos". Desde entonces están detenidos en Chad, a la espera de que la justicia se pronuncie sobre lo que parece un fraude y secuestro a gran escala. Pero lo tienen crudo, y cada vez más. Incluso pusieron vendas falsas a los críos para que su engaño fuese un éxito. Ahora, todo eso va en su contra. Si es que son culpables, claro.
No lo sé. Es una historia rara. Rara o terriblemente siniestra. Malvada. Si han hecho eso, son de verdad malvados, en el sentido más puro de la palabra. Si lo han hecho, espero que no salga ningún Garzón con ánimo de protagonismo que los extradite: no habrá pena en nuestro país que les haga justicia. Que se queden en Chad. Si son culpables.

Esto me recuerda a ETA y la afición suicida por solicitar la extradición de los países donde les han cogido. ¡Que se queden en Canadá, México, Francia! ¿Para qué traerlos, cuando nuestra justicia es un hazmerreír?

3 comentarios:

Nacha dijo...

Aca en México igual es un "chiste" la justicia, no creas que hay alguna diferencia, simplemente hay que ver lo que ha pasado con los asesinos o los narcotraficantes. Igual los pobres que no se pueden defender, son los que acaban pagando los males de los otros...
Creo que en casi todo el mundo es igual o ¿sabes de alguno que no sea asi?
Saludos

ana ryder dijo...

No, por favor. Que se les juzgue en España. Por mala que sea la justicia..

[además, todo el mundo es inocente hasta que no se demuestre su culpabilidad..]

Alvaro Monfort dijo...

Sinceramente. Siento como se me hubieran pegado una patada en el estómago tras esta noticia. En diario El Mundo viene una foto de los apresados antes de empezar todo el lío y después, de hace un día escasamente y, la expresión de terror y fatiga de sus rostros es sinceramente una muestra de lo mal que va la justicia que no puede hacer frente ni la defensa de los suyos. Que tengan suerte.