Header

Probre Joan Ignasi Pla

Dimite Joan Ignasi Pla (¿ves como te llamo por tu nombre, aquí y en la China?) como líder del Partido Socialista del País Valenciano. Con ese nombre, normal que fracasen en las urnas. A ver si se enteran en Cataluña de que eso de Valencia catalana sólo se lo creen los profesores de la Universidad de Valencia y cuatro gatos del Carmen, que nadie más.
No puedo decir eso de probre Pla. Porque ha sido un egoísta, así ha sido. Cuando una cabeza pierde con tanta diferencia unas elecciones, debe retirarse. Y no tener los huevos de decir que tiene que cambiar su equipo. Así lo ha hecho dos veces, la última en Mayo. Después de la polémica de las obras de su casa que han costado setenta y tantos mil euros, y que por supuesto no ha pagado él, por fin deja el cargo. ¡Pero ojito! El tío va y culpa a la gente de su partido por lo que considera un montaje. Ahí queda la cosa. Como nota curiosa, lo creáis o no, ha agradecido al Partido Popular que no se haya aprovechado de la situación. Más bien me huele a que Camps sospechaba que Pla caería por sí sólo, sin necesidad de meter cizaña. Así ha sido.
No deja de ser curioso que los que critican al PP de Valencia y el Reino de Valencia (no mezclemos con el PP central, que es otro mundo muy lejano) siempre lo hayan hecho acusando de corrupción. Sin embargo, a fecha de hoy tanto Rita Barberá como Paco Camps están limpios, o todavía no se les ha pillado (y tiempo de pillar a Rita han tenido, que ya lleva dieciséis años gobernando... y los que le quedan). Mira por donde, el líder del PSPV tiene las obras de casa pagadas por una constructora. Mucho señalar... y al final el virus está dentro de casa.
En fin: que Pla se vaya es una buena noticia, tanto para los de un partido como los de otro. Yo, que no me adscribo a ninguno, me alegra que entre sangre nueva porque la anterior estaba más que seca. Siempre es bueno para un gobierno tener una justa oposición y era imposible que Pla llegase a las aspiraciones de sus votantes. Eso sí: ni me planteo votar al PSPV hasta que no cambien las dos últimas siglas, denigrantes para los valencianos. Después, hablaremos.
El PSOE lo tiene crudo por estos lares. Les salió mal como Pla para Presidente y con Alborch para alcaldesa. Porque menudas narices las de Carmen Alborch: ¿quién tiene narices para enfrentarse a la archiadorada Rita Barberá? De nada le sirvió haber sido Ministra en el pasado. Alguien debería decirle a Alborch que si quería ganar en las urnas, tenía que parar de felicitar a la actual alcaldesa. Nunca decía una palabra en contra: todo eran felicitiaciones y decir "todavía se puede hacer más". La política del halago al contrario no funciona en España, visto está. Aunque debo agregar que Alborch mostró mucha clase durante toda la campaña, que ya querrían otros políticos para sí.

P.D.: ¿Este Blanco siempre tiene que poner la puntilla? Si tiene nombres, que los diga. Lo que no se puede hacer es tirar la piedra y esconder la mano. Lo único seguro a fecha de hoy es que Pla no ha sabido explicar lo de las obras de su casa. Y por esa razón ha dimitido.

2 comentarios:

Aulin_HP dijo...

"Benvolgut" Cronista,

Estás en tu derecho de utilizar la expresión "Comunitat Valenciana" si así lo prefieres y optas por utilizar la denominación, digamos, oficial.

Pero deberías mostrar más respeto por los que prefieren utilizar la forma de más arraigo "País Valencià" (o "Regne de València", que ésta sí veo que te gusta). Además, "País Valencià" es una denominación que también figura en el preámbulo de vuestro Estatut d'Autonomia.

Esto de "Comunitat" no tiene ninguna tradición, si te remontas más atrás de 1982. Los sectores ultraderechistas y blavistas no podían tolerar que una "parte integrante de España" se autoproclamará "País" (como, por otra parte, hace el "País Vasco"), y se tuvo que buscar un término conciliador para la denominación oficial de "l'antic Regne de València".

Pero más allá de lo oficial, esto no quita que "la gent del carrer" o un partido político, en uso de su libertad de expresión (artículo 20 de la Constitución) prefiera utilizar una denominación más arraigada.

Si me apuras, la España constitucional (autonomista, sí, pero unitaria e indisoluble, ex art. 2) no admite más reinos que el de España, a nivel oficial, pero eso no ha sido obstáculo para que vuestro Estatut utiliza también la denominación histórica de "Regne de València".

Hombre con criterio dijo...

Mejor que me expliquen el rigor histórico del término "País Valenciano"... no hay ninguno, como sí lo hay con Reino de Valencia.