Header

Bestiario Moderno: Juan José Cortés

Primero una de antecedentes, que aquí hay unos cuantos extranjeros y más de un desinforma'o local: hace unos meses desapareció en Andalucía (esa gran extensión de tierra que nos reclaman los moros como suya, y digo moros porque me refiero a un pueblo común de África, sin ninguna connotación xenófoba) una niña gitana (¿qué digo ahora? ¿anti-paya? es que los hay tan políticamente correctos que me da la risa...) y no aparecía por ninguna parte. Era lo suficientemente pequeña como para descartar un abandono del nido familiar y lo bastante desprotegida como para pensar mal. Su padre, Juan José Cortés, se hizo todos los platós de España pidiendo pistas sobre el paradero de la niña. Diría que Mariluz es la Madeleine española, pero ya nos hemos olvidado todos del tal Jeremí.

Ya sabéis de qué va la historia: niña desaparecida, padre mediático. Lo vi una vez en El Diario de Patricia y paré el mando a ver qué decía. Me impresionó su modo de hablar, calmado y esperanzador. No es que fuese un hombre con esperanzas de encontrar a su hija, no: es que llegaba a transmitir esa esperanza a quien le veía, y parecía imposible que un hombre pudiese mantener semejante entereza.


Aquí es donde pensé mal. Reconozco mi pecado: pensé, no en un 50% pero si en un 30%, que el propio padre era el asesino de la niña. Me resultaba extraña semejante profundidad, como si un gitano no pudiese explicarse con propiedad (ellos no tienen la culpa de no haber tenido educación pero sí de impedir que sus hijos la tengan, para qué engañarnos) y además de qué modo. Me parecía imposible que un padre con la hija en paradero desconocido, y a bien seguro violada, degollada y tirada a un rio, pudiese ser capaz de mantenerse tan entero. No podía ser posible a menos que fuese el culpable, no había otra.


El de Mariluz podría haber sido un caso de esos de los que nunca se conoce el culpable, y en el que los padres no sólo cargan con la pérdida sino que además se une la sombra de la duda. Juan José Cortés tuvo la maldita desgracia de librarse de la sombra de la duda, aunque al precio de más dolor. El asesino de la cría fue descubierto y hoy está en prisión.

Juan José Cortés entra en mi Bestiario Moderno por el antes y el después. El antes, por su entereza. Se necesita mucha firmeza para aguantar el tipo y hablar con semejante voz. Pero más se necesita mantener la firmeza cuando encuentran al asesino de tu niña y pides a los tuyos, gitanos que se mean en la ley, que no se tomen la justicia por su mano y que dejen el asunto en manos del juez. Él tampoco se queda con las manos vacías: ahora mismo recorre España recogiendo firmas para que monstruos como el de Mariluz no salgan nunca de prisión. Sin molestar a nadie, protegiendo a todos.

7 comentarios:

Eme dijo...

220 000 firmas, o así.

Eso quiere decir algo...

Anónimo dijo...

Precisamente anoche lo ví en una entrevista que le hacía Jesñus Quintero en Canal Sur (de Andalucía). Se le veía tan camlado como dices y con una gran carga por dentro.

Pero ante todo me pareció (por la entrevista) una persona normal, que ha reflexionado mucho con lo que le ha pasado. Y que no pide la muerte del culpable, puesto que sabe que esto no arregla nada.

Me pareció una gran persona

Pruna dijo...

JUAN JOSÉ CORTÉS no lo escribo en mayúscula porque esté gritando, si no porque este hombre se lo merece.


Saludos

Nazaret dijo...

pues yo en este caso no pensé en el padre como posible asesino para nada...

eso sí, me daba mucho coraje verlos en la tele como si nada, con esa tranquilidad innata. yo en su lugar estaría absolutamente destrozada y sin poder articular una sola palabra.

Adimab dijo...

Si me pasara lo que le pasó a este hombre, yo estaría desesperada. Dudo que pudiera mantenerme en pie.
Por un lado admiro su "frialdad", y por el otro me causa dolor...su misma frialdad.
Y yo también hubiera pensado en su culpabilidad. A mi no me parece una reacción que tendría una persona "normal" la suya. Podrá ser buena persona, pero definitivamente, no es normal y eso a mi me incomoda, me da mala espina. Tal vez sea que se guerdan el dolor y las lagrimas para la intimidad...Uno nunca sabe.

Anónimo dijo...

pa la última: eepa eeepa, que el no llorar no significa no estar dolido.

gracias

Adimab dijo...

jeje (para el ultimo) Estoy de acuerdo en que no llorar no significa no estar dolido.
Pero me refiero a la situación. Perder a un hijo y en una forma tan horrible e injusta... Hay que aceptar que el comun de la gente estaría destrozado y que las lagrimas son inevitables. Por eso me llama la atención la reacción de este hombre. Porque no es lo que normalmente se ve.
Por eso al final dije :"Tal vez sea que se guerdan el dolor y las lagrimas para la intimidad...Uno nunca sabe"
Con esto quiero decir que no voy a juzgar sus sentimientos y sus reacciones. No estoy dentro de su mente para saberlo y cada persona es diferente. Solo dije que me parece extraño.
Lamento si a alguien le molestó. Pero es mi opinión y mi vision de las cosas.
Que el hombre sea buena persona y que esta manejando la situación lo mejor que puede...no lo dudo.