Header

SFI

Dejé LGdP porque definitivamente, no puedo escribir nada sin planificación. Necesito una lista de capítulos, y qué va a suceder en cada capítulo. Jugué a la improvisación con LGdP y no pasé de las veinte páginas. Quedan bien guardadas, eso sí. Es una novela ambiciosa, quizá para más adelante. Ahora no soy capaz.
Probé con otras viejas historias. Planifiqué en una tarde ELdlT y no escribí más. Luego, hasta hace unos días, he trabajando en una saga que me vino a la cabeza hace seis años y cuya columna vertebral todavía necesitaba detallar cada vértebra por separado. Ahora lo tengo todo encajado, por fin, y un plan detallado por capítulos de lo que sucede en el primer libro. Estoy orgulloso, pero no he empezado a escribirlo. Después de tantos años tengo unos cuantos capítulos sueltos escritos, que usaré casi sin retocar, y me hizo gracia leer lo que yo opinaba en 2004 sobre ser delegado. Por aquel entonces no lo era, ni teníamos representante parecido en clase. Pero ahora, en la universidad, me tranquiliza saber que mantengo esos principios. ¿He sido siempre tan reivindicativo?
Pero hace dos noches me sucedió algo especial. Mientras intentaba desesperadamente conciliar el sueño (mal modo de intentar conciliar el sueño, pero es lo que tiene el insomnio), me asaltó una idea para una historia.
Me debatí sobre si levantarme o no. Estaba cansado, acostado. Quizá me acordase al día siguiente.
¿Yo? Imposible. Me levanté para apuntar la idea antes de que se me olvidase. Siete palabras de descripción. Suficientes para acordarme. Ya lo he hecho antes.
Escribo esta entrada por mi entusiasmo de los dos últimos días. Me encanta la idea, creo que es muy original y da mucho juego. Me gusta porque es muy política, es una historia de sindicalistas y también cargada de mucho humor. Nunca he escrito nada humorístico para mí, siempre han sido fanfictions o los diarios íntimos de profesores de Caminos. Ya tenía ganas. Y esta es la oportunidad. El título provisional es SFI. No juego a las iniciales. Ese es su título.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

oO Me encantaría comprar tu libro (si algún día lo publicas). Puedes que le hagas competencia a JKR...

Yo he intentado escribir muchas veces, pero siempre lo he dejado. Mís títulos eran "El Futuro no me gusta" (tenía 9 años cuando escribí los primeros capítulos), "El lamento Inglés" (ya hace un par de años), Duelo en el Cementerio...

Pero siempre me acabo cansando, así que espero que a tí no te pase lo mismo.

PD: Me estoy aficionando a tu blog. ¿Croniquitis aguda?

Hombre con criterio dijo...

A lo mejor lo compras y no te gusta :-P pero para eso primero tiene que publicarse, y en este caso, primero tengo que escribirlo. Yo puedo dejar que pasen años desde que se me ocurre una historia hasta que la escribo.

Enrique Alfarero dijo...

Supongo que algún día, de seguir dale que te pego a la tecla, tendré que hacerlo pero de momento soy justamente la antítesis de usted (Uo, ¡he utilizado una palabra medio-culta!). No puedo hacer una planificación de lo que voy a escribir principalmente porque si escribo es para conocer el final. Si ya lo conociera, me aburriría y lo empezaría poco a poco a dejar.

Esto ya me ha pasado con un par de "proyectos fallidos" y es la razón por la cual, estando en el capítulo 15, no tengo ni idea de cómo acabará "Enrique Alfarero y el pedrolo de pensá".

Pruna dijo...

No importa las veces que lo intentes, importa que lo hagas, alguien dijo:

"Es muy importante que la inspiración te encuentre trabajando"

Saludos

Angiemaga dijo...

Está comprobadísimo que las mejores ideas surgen cuando no las puedes apuntar... A mí siempre se me ocurren diálogos buenísimos cuando bajo del autobús y cuando llego a casa ya se han degradado. Es frustrante.

ana ryder dijo...

Es curioso cómo cada escritor se enfrenta al papel en blanco. Cada uno tiene su forma de abordar un relato, y me sorprende lo tremendamente meticuloso que eres... No es una crítica, ni mucho menos, pero la columna vertebral con capítulos y resumen de contenido me ha impresionado.

¡Suerte en tu nuevo proyecto!

Maria dijo...

Me he quedado un poco pillada con eso de que tienes que nombrar los capítulos, y hacer un resumen de lo que pasa.
Yo para nada. Lo que hago es escribir un resumen de todo el libro, y miles de páginas con todos los personajes, es decir un diccionario de la historia. Después me pongo a escribir, y casi siempre me salen personajes nuevos, que añado a ese "diccionario".
Pero vamos, cada uno tiene su forma.
Y por cierto, jfhp, yo no lo llamaría Croniquitis Aguda.
Yo lo llamo Cronicitis Crónica xD.
Saludos!!