Header

"Es que no tengo tiempo"

Quien no lee no necesita excusas, que no es una actividad obligada. Los hay francos, que reconocen desde el primer momento que la lectura no es lo suyo. Se alarman ante lecturas de doscientas páginas y no tienen ningún remordimiento de conciencia por no leer un libro desde que en el colegio les obligaron a leer Neu i gossos, ¡quin embolic!, que ya estuvo el Rincón del Vago para salvarnos a todos (lectores y desleídos) de tostones como El Lazarillo de Tormes, La Celestina y Tirant Lo Blanch. A mí la gente que es franca me merece todos mis respetos. Cada cuál con sus gustos.
Ahora bien: me río de los de "no leo porque no tengo tiempo". Tío. No. No me digas que no tienes tiempo porque todos lo tenemos. Tienes tiempo para ver la tele, y hasta te sabes al dedillo todos los cotilleos de Operación Triunfo. Tienes tiempo para tragarte dos episodios de House seguidos, y apurar con uno de Anatomía de Grey. Tienes tiempo para ir a la biblioteca y pasarte tres cuartos de hora de charreta en la puerta, con un café de excusa que alargas tanto como puedes. Tienes tiempo para escribir en tu blog, subir fotos al Tuenti y hacer de vigía en el Messenger, para ver quién se conecta a cada rato y reírte de su nick con tu amiga igual de viperina. Tienes tiempo para todo lo que quieres. Todo lo tenemos. Se trata de priorizar. No me digas que no tienes tiempo: reconoce que no tienes ganas, no hay más. No entiendo la necesidad de mentir que tiene al mundo. Ni que uno fuese más inculto por no leer, o que los listos devoran novelas en el sillón de su casa. Desmitifiquemos la lectura. Tengo amigos de buenísimas notas que jamás se acercan a un libro (que no sea de estudio, se entiende) y son muy inteligentes, mientras que yo, que me encanta leer, siempre he sido lo más malo entre lo peor de clase. Y ninguno tenemos problema de tiempo: sólamente prioridades, en la escala que cada uno le ha dado. Adéu eufemismos. Excusas de apagaconciencias.

15 comentarios:

bru dijo...

Discrepo. A mí me encanta leer y lo sabes, pero estos dos años no me ha dado la gana sacar tiempo porque he estado demasiado agobiada con otras cosas. Todas relacionadas con estudiar. Así que he pasado un poco de leer por otra razón muy simple: cuando tienes la cabeza llena de información necesitas desconectar. No pensar. Por muy delicioso que sea leer un libro, implica esfuerzo mental que no te ayuda a apagar un rato la cabeza. Para eso está la caja tonta, Internet, y los cafés en la biblioteca.

Pero sí, admito que no tiene nada de malo reconocer abiertamente que no se lee porque no se quiere. Sólo quería que comprendieras que a veces, no hay tiempo para leer porque en ese momento de tu vida necesitas hacer otras cosas. Un beso,

Cristina

Dune dijo...

Mmmmm, vale, tienes razón en que es cuestión de prioridades, pero por que l des prioridad a otras cosas no significa que no te guste leer. Yo durante el curso le doy más prioridad a los estudios y con la de páginas y páginas que me hacen leer (en ocasiones teniendo que leer cada una dos o tres veces para enterarme de lo que dicen >.<) para cada asignatura, la verdad que cuando termino con lo de clase lo que menos me apetece es ponerme de nuevo con otro libro, incluso aunque sea el más entretenido del mundo. Pero eso no significa que no me guste leer. De hecho, estoy leyendo una novela poquito a poquito , y tambien tengo una lista con muuuuuchos libros, que llevo apuntando desde que empecé la carrera y que en verano suelo devorar aprovechando que no tengo que leer tanto para clase jijijiji.

Pero si, supongo que si que es cuestion de prioridades ^^

helena dijo...

Yo tengo una excusa mejor :P Los libros no me quieren, los me suenan a lo de siempre, los autores me huelen a "Quiero un betseller" y los primeros capítulos me adormecen. Sin contar con que los precios me provocan sarpullidos.

Marta Weasley dijo...

Mmmm, en parte tienes razón, pero no confundas inteligencia con cultura. Una de mis mejores amigas sacaba matrículas en el colegio, en la Universidad y en el Master, y ahora gana una millonada en una importante multinacional. Lee bastante, pero de cultura no tiene ni idea. Le preguntas algo de Historia por ejemplo y no sabe ni por dónde empezar, es más se creía todo lo que ponía en El Código Da Vinci a pies juntillas... xDDD

En cambio tengo otra amiga que según confiesa "no se ha acabado ningún libro, ni siquiera los q debía leer en el colegio". Y de repente me sorprende con algo que yo no sabía de Historia o Arte.

Yo siempre reservo mi tiempo para leer: por la noche, ya entrada en la madrugada. Es cuando mi mente está más despejada, y es algo que hace q merezca la pena estar hasta las 7 de la mañana sin dormir!! Incluso alguna que otra noche he preferido no salir de marcha para poder devorar un buen libro que me tenía embelesada xD.

Como tú dices, se trata de priorizar, y personalmente creo que depende de los gustos de cada uno. ^^

Anónimo dijo...

A mí me encanta la lectura, pero aprovechando que nombras los libros que mandan en el colegio; quiero decr, como estudiante que soy, que nunca estuve de acuerdo en obligar a los alumnos a leer.

Si hay algo que no me gusta, es leer algo por obligación, pues la lectura para mí entra en el ocio y no en el deber. Para más inri, acabo odiando todos los libros que me mandan.
¿crees que es normal, que en primero de ESO, cuando sólo tenía 12 años, me mandasen leer El Quijote?

Por supuesto, acabé odiando este libro y muchos otros como este que me resultaron igual de estúpidos. Respeto al que los lea y vean en ellos la ocatava maravilla. Pero para mí, acostumbrado desde chico a leer, me parecen un muermazo increible.


Respecto a lo del tiempo, yo muchas veces digo que no tengo tiempo. Adoro la lectura, pero comprendo que en momentos de cansancio o agobio, sea mucho más sencillo sentarse a ver la televisión.

pauli dijo...

concuerdo completamente contigo,como en que la gente siempre saca la excusa de que no lee por falta de tiempo, pero por ejemplo mis hermanas nunca se han leido alguno de los libros que he comprado ni que decir harry potter, y cuando les pregunto lo quieres leer... me dicen no no quiero , no me gusta o que se yo por lo menos no mienten en decir que es por falta de tiempo.
A mi me encanta leer y aunque voy a la universidad, y estudio siempre queda un tiempo para la lectura, unas horas en la noche o temprano en la mañana , o el fin de semana, si uno se organiza se asombraria la cantidad de cosas que puedes hacer ..

Enrique Alfarero dijo...

Yo leía antes más. Aprovechaba el metro o el autobus para abrir el libro que siempre llevaba y sumergirme entre sus páginas. Pero en navidad me regalaron un mp3 de esos y oiga, como que me dió por cambiar el libro por ese cacharro del demonio.

Ahora casi no leo porque me da pereza aunque tiempo, lo que es tiempo, tengo de sobra.

Caro dijo...

A ver... No estoy de acuerdo del todo.
Si sé que hay mucha gente que no le gusta leer y esconde eso con el "no tengo tiempo". Yo conozco muchas.
Pero, por ejemplo, yo adoro leer. Y no he tenido tiempo de leer otra cosa que no sean separatas de la universidad porque, bueno pues, no tengo tiempo. Sí entro al msn, sí veo tele, pero es porque son formas de relajarme. Cuando leo tengo que concentrarme, esforzar un poquito mis ojos para no derrumbarme por el cansancio y poder atender a lo que estoy leyendo.
Creo que ambas posturas son justificables. El que "no tiene tiempo" puede ser que simplemente no le gusta y dice eso para no quedar como inculto o el que de verdad no tiene tiempo para dedicar a la lectura, como yo. Aunque claro, me doy el gusto de vez en cuando y compro una que otra novela apenas se relaje mi horario de la univeridad.

Salu2 Cronista

Jikesy dijo...

A mi me hubiera gustado que en la escuela me pidieran que leyera libros, tal vez ahora tuviera más facilidad para la lectura, pero no sé, tal vez si hubiese sido asi, hoy odiara leer. Lo que si es que gracias a HP, me gusta leer.

Ahora me gustaria leer más de lo que ya leo, porque vaya que leer es algo muy padre.

Vito dijo...

Siento que esta entrada fue dedicada con todo cariño para mi. Recuerdo que hablabamos de esto en la fila de LAN un día 24 de Septiembre de 2007 cuando sujetabas mi maleta mientras yo ordenaba mis documentos. Me decías precisamente eso, que no creías que yo no tuviera tiempo para leer y lo remataste con un "lo voy a publicar en mi blog". Y después de ocho meses, es hora de escribir mi defensa (aunque ya te la dije en ese momento):

La mayor parte del día lo paso en el ciber (lamentablemente). Es imposible leer un libro tranquilamente en el ciber, porque leo dos líneas y aparece un cliente. Luego tengo que releer esas dos líneas para retomar la idea y aparece oootro cliente. De hecho a uno de mis compañeros de trabajo le es imposible estudiar mientras trabaja precisamente por eso. Incluso a mi me cuesta leer los clubes de Harrylatino.com por el mismo tema.

En mi casa veo TV mientras estoy comiendo en la mesa o cuando estoy frente al PC trabajando (la tengo al lado mío). Generalmente tengo mucho que hacer frente al PC y cuando quiero descansar, lo último que quiero hacer es leer un libro (precisamente para descansar la vista). El unico momento en el que puedo leer con total paz y tranquilidad es cuando voy viajando en autobus. Siempre cuando salgo me llevo un libro conmigo porque se que es el único momento en el que podré leer sin problemas, pero en el resto del día (o de los días) me es imposible. Y sobre "Y ninguno tenemos problema de tiempo: sólamente prioridades, en la escala que cada uno le ha dado", precisamente considero que la lectura es un ocio, y antes del ocio están las responsabilidades. Y si antes como programador tenía mucho que hacer, imagina desde marzo.

Todo esto no es simplemente una excusa, es una lamentable realidad. ¿Me crees?

Lui dijo...

Tambien hay que saber diferenciar. Hay diferentes tipos de lectura. Yo no tengo tiempo para leer, sin embargo puedo leerme de 8 a diez libros (o a veces más) por cuatrimestre. Porque a mi que em digan "leete othello" por obligación... no es leer. Cuando lees por obligación pierde parte del encanto. Un libro es mágico, y te llama, si te lo imponen no lo disfrutas.

Pese a todo, estoy de acuerdo contigo

ana ryder dijo...

Totalmente de acuerdo. Cuando a uno le gusta una cosa, siempre encuentra tiempo para hacerla (aunque, no sea tooodo el tiempo que uno quisiera).

Y sí, en esta sociedad parece que hay cierto complejo a la hora de reconocer que uno no es lector. Puede que todavía no esté todo perdido... : )

Pruna dijo...

Estoy de acuerdo contigo, a mí me encanta leer, trabajo fuera y dentro de casa, tengo dos niños de siete años, cuando se acuestan y recogemos entre mi marido y yo la cocina, me siento en el sofá y me digo "ahora es mi tiempo", es en ése momento cuando cojo un libro y me pongo a leer, una hora o así y a dormir que a las 6 de la mañana ya está sonando el despertador.

La falta de tiempo es una excusa, la realidad es las ganas de dedicar ése tiempo a leer o a realizar otra actividad, que para eso es nuestro tiempo para emplearlo en lo que queremos.

Saludos

PD.Dos entradas seguidas que coincido contigo, uy, malo, malo ;)

Angiemaga dijo...

Opino como bru (Cristina). Yo amo leer, pero desde que estoy en la uni me ha pasado lo mismo que ella (agobio con el estudio, necesidad de desconexión sin esfuerzo mental,...) con un agravante: si cojo un libro no lo puedo soltar,me engancho como si fuera una droga. No soy capaz de degustarlo poco a poco, se pega a mis manos e invade mi mente, no dejándome pensar en nada más. No estudio absolutamente nada hasta que no lo acabo y casi pierdo la noción de la realidad. Y eso, durante el curso, no es algo que me pueda permitir muy a menudo. De ahí que durante los meses de clase me suela contentar con ver un rato la tele, escuchar música o releer libros que ya he leído.

Con esto quiero decir que a veces no se lee no porque no se quiera o no te guste, sino porque no te queda más remedio con tal de conservar tu salud mental.

Anónimo dijo...

discrepo contigo de que: No me digas que no tienes tiempo: reconoce que no tienes ganas, no hay más. a mi me encanta leer y es el tiempo el que me falta,estudio de 8 de la mañana a 5 de la tarde es un asqueroso horario,y al llegar a tu casa una llegas con hambre,y otra llegas cansada ,luego te conectas en internet para desaparecer del estudio y del mundo por 1 hora o 2 para luego ver si tienes tareas y hacerlas ,luego estudiar y por fin a eso de las 9 de la noche por fin dormir(lo unico rspetable)y tu crees que si mi dia no constara de tantas cosas que hacer no las dedicaria a leer, o sea me encantan los libros,mi mundo ideal seria una biblioteca,me fascinan ,me apasionan y tu me dices que es porque no quiero....