Header

La tormenta

Truena en Valencia. Llevamos unos cuantos días de lluvia. A mediodía, cuando volvía de Requena en tren, granizaba. No estoy acostumbrado a este tiempo, ni mucho menos a llevar paraguas. Pero no me disgusta.

Cuando estaba en Requena me acordé de algo común cuando era pequeño. Salíamos a cenar a un restaurante del pueblo y mi madre no me dejaba pedir pescado porque según decía, el de allí llegaba pasado. Será que los 69km de distancia con Valencia (y por lo tanto, del mar) los hacían en burro o qué sé yo. Pero mi madre, requenense para más inri, lo veía una locura incluso en los avanzados noventa. El menú del viernes se hacía el doble de complicado cuando tampoco nos dejaba comer carne, estigmas cristianos. Todavía me pregunto de qué me alimenté durante todos esos años.

3 comentarios:

Rodiausse dijo...

En Asturias siempre nos contaron que el mejor marisco se come en Madrid. Ahora que estoy en Madrid la gente dice que en Asturias se come muy bien, sobre todo el marisco. Yo no entiendo nada, pero tampoco me preocupa porque no me gusta mucho.

De pequeño siempre oía "cuando se come pescao no se bebe agua", lo mismo que no beber zumo de naranja si bebes leche y muchas otras. Supongo que desde que venden zumos con leche se desmontaron muchos mitos.

P.S.: visité Valencia dos veces, una semana cada vez. En junio y en septiembre. Las dos veces llovió todos los días menos uno o dos. No conozco Valencia con sol

diamond lion dijo...

Bueno ahora que leo eso pues aquí al otro lado del charco para ser más específicos en Costa Rica esta lloviendo cerrado desde hace varios días, desde el jueves se supone que desde hace meses empezó la época lluviosa pero llovió 3 días y dejo de llover y solo hace sol. Hoy fue un día curioso porque hacia un calor endemoniado y aun así llovía...

Sobre la comida yo como adolescente me pregunto lo mismo... pequeña no comía casi y lo que comía era muy selecto y mis padres en España con paga para un alumno universitario apenas que les daba. Pero eso del pescado y la carne se pasa... mis padres me daban lo que quería por lo poco que comía.

Nazaret dijo...

Bah. No moriste no? Pues lo que no mata engorda. Yo odio las tormentas...