Header

Tengo miedo, un temor creciente a cometer un error irreparable. Pienso que todo puede salir mal, y que lamentaré el día en que di el paso. Que debería haberlo dejado estar, que lo que no tiene solución tampoco es tan grave, que debería aceptar las cosas como vienen. Me siento más nervioso que nunca, el sueño lo tengo alterado hasta límites extremos, no creo que el corazón me lata a una velocidad normal hasta que pasen unos meses. Me pregunto qué será de mí, si me arrepentiré, o si haré lo correcto. A veces me gustaría olvidar todo este asunto y seguir pa'lante, como si nada, como esperarían de mí. Ni yo mismo sé lo que espero de mí a estas alturas. No existe la opción de ser valiente, sólo la del cobarde. No habrán laureles si gano. Sí habrá una profunda decepción si pierdo.
Me pregunto si hay posibilidad de que salga bien. En un caso y en otro, casi todo juega en mi contra, cuando no todo. Es empezar de cero, y sé por experiencia que eso no siempre me sale bien. La última vez que lo hice fue el cambio más importante de mi vida, y todavía lo pienso así. Entonces no fue decisión mía, por lo que aunque saliese mal no había de qué arrepentirse. Ahora sí que seré yo el primer y último responsable.
Me agobia vivir así. Me agobio porque para mí es un asunto de vital importancia, es mi vida, con todas sus letras. Esto me afecta en el carácter, en mi personalidad, en mis planes de futuro y los mismos valores que siempre defiendo. Sería capaz de destruirme hasta el final si no decidiese algo, ya, urgente. No puedo consentir que algo que debería ser invisible se convierta en una sombra que sin verla, me oculta todo lo demás en las tinieblas.
No creo que tenga respuestas a corto plazo. Es posible que nunca las conozca, ni que el mejor de mis sentimientos llegue a satisfacerme. Puedo cometer un grave error que me hunda todavía más hondo, donde ya no existan planes que puedan rescatarme. La mejor opción sigue siendo deprimente. Con semejantes cartas, ningún loco se atrevería a voltear sus cartas.
Es la desesperación de que nadie entiende mi problema, pero precisamente esa ignorancia tan evidente, ese deje indiscriminado es lo que me desespera más y más. No podemos ser tan distintos. Y lo somos, y tardaría una eternidad en darme cuenta. No quiero cambiar el mundo. Sé que no puedo. Por eso seré yo quien cambie.
He tenido demasiada paciencia. Tres años. Suficientes como para darme cuenta. Suficientes como para dar una, dos y mil oportunidades. Suficientes como para pensar que nada puede ir peor. Por eso doy el paso. No sé si dentro de dos semanas seré la mitad de valiente que esta mañana.
— Buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?
— Buenas —respondo—. Vengo a solicitar el traslado de expediente. Quiero cambiarme de universidad.

16 comentarios:

Carrie dijo...

no me parece tan grave
es bueno cambiar de aires de vez en cuando
xxx

Carrie

paulii dijo...

De pronto las mejores desiciones que podemos tomar son las mas arriesgadas, y a la que no le hayamos ni pies ni cabeza, que toda la buena fortuna te acompañe
y que sea la mejor para ti.
Coraje y fuerza
=)

Anónimo dijo...

Pues te digo que me quito el sombrero por semejante decisión; ir a la mitad de la carrera y decir me cambio... pues hay que tener pantalones. Las razones que tienes y que motivan el cambio son tan valederas para hacerlo, que aún con la carga que te representa y a pesar de la hecatombe que pueda generar en los que te rodean, al final, lo más seguro es que valga la pena.

Nadie puede en estos momentos asegurarte que todo saldrá bien y, como mencionas, solo el tiempo lo dirá. Quienes te conocen y aprecian, te apoyarán en tu desición pase lo que pase.

Por ahora... ya no hay marcha atrás.

Alejandro Martínez dijo...

Todo saldrá bien, sigue adelante, entiendo tu situación ya que yo voy a hacer lo mismo en Julio. Mucho éxito en tu nuevo camino.

helena dijo...

No sé si será la solución, porque a veces el problema somos nosotros y no el mundo. Aunque cambiar de mundo nos suele cambiar a nosotros :P De todas formas es valiente y, si yo fuera tú, hubiera hecho lo mismo... es más... no me des ideas xDD

Maria dijo...

Suerte en tu nueva universidad. Y estoy segurísima,y no me preguntes el por qué, de que todo te va a salir bien ;).
Y tranquilízate un poco, que estás más alterado que yo, y ya eso es muy raro ...

ana ryder dijo...

Supongo que la presión en casa es bastante fuerte...

No te preocupes. Primero, no llegará la sangre al río. Segundo, no empiezas de cero. Tercero, te irá bien. Cuarto, pasará la tormenta (mucho antes de lo que pensáis todos).

Las decisiones nunca son fáciles de tomar, pero cuando lo tienes tan, tan, tan claro, la solución está en tu mano, como así ha ocurrido.

Y tu certeza absoluta, convencerá a la gente que te rodea.

¡Ánimo!

Pruna dijo...

Siempre es muy dificil elegir cuando no tienes la certeza de que estás acertando, en estas circunstancias en las que nadie te puede asegurar qué es lo que va a pasar yo hago caso a un consejo que me dió un buen amigo "haz caso a tu instinto, porque la solución ya la sabes, de hecho ya has tomado una decisión, sólo tienes que para a escucharte"

Mucha suerte. Desde otro lugar del Mediterráneo te mando toda la energía positiva, espero que te llegue, va bordeando la costa hacia el Sur.

Saludos

freshwater dijo...

Sin duda es un cambio importante. Pero en vez de verlo como algo negativo, céntrate solo en las cosas positivas que esto puede llevar. Ánimo :-)

Anónimo dijo...

Tanto miedo que se te olvida poner el título, o no sabes que título ponerle...

¡te deseo muchísima suerte!

Anónimo dijo...

Es normal que te sientas asi ante una decision importante, solo es un sintoma de que estas vivo XD. Si te sirve de consuelo yo pase por algo parecido cuando elegi mi carrera, y aun no estoy segura de que haya hecho lo correcto =D
como dices es tu vida, y por ello para ti es tan importante, creo que no soy nadie para aconsejarte, pero si no eres feliz en tu universidad, ¿por que no cambiar?
seguro que si ya has llegado a esa decision es porque estas en lo correcto, animo!!
Laura

Marta Weasley dijo...

Las decisiones importantes dan miedo, mucho miedo... Pueden cambiar el transcurso de nuestra vida; si sale bien, nos felicitamos; si sale mal, nos arrepentimos y sufrimos las consecuencias, que a veces incluso pueden ser desastrosas... Pero francamente, creo que has hecho bien. Si vas a pasarte más de media vida trabajando, más vale que sea algo que te haga feliz y con lo que te sientas satisfecho y realizado. Te lo dice una que ya ha vivido el lado amargo y pronto dará ese paso, ese salto hacia lo desconocido, pero merece la pena ;)

Siempre he pensado que tenías el periodismo en las venas ^^, pues no llevas tantos años en ello, aunque sea en una página web de fans pottericos?

Ánimo y suerte, valiente!

"Audaces Fortuna Iuvat"

Nazaret dijo...

Ostras tio! No sabía que lo llevabas tan malamente... Creo que nunca había leído algo tan deprimente que viniera de ti desde que te conozco! Y son casi dos años ya...

Ya hablaremos, que tengo que llegar al saldo mínimo del movil, si no me lo cobrarán igualmente...

bru dijo...

Yo ya te dije que no me parecía que ese fuera tu lugar incluso antes de que empezaras. No es ni mejor ni peor, pero no va contigo. Me alegro de que lo hagas. No te arrepentirás.

Entiendo como te sientes, no debe ser fácil. Y no te conozco tanto, pero eres la clase de persona capaz de todo, siempre que tengas fe realmente en ese "todo".

Te irá bien ;). Un beso,

Cristina

may dijo...

Me parece que estamos en una situacion parecida . Dentro de unos dias estaré rellenando una preinscripción para cambiarme de carrera y lo peor de todo es que no estoy segura de que es lo que realmente quiero... es una decision dificil y asusta pensar lo que puede cambiar tu vida al elegir una cosa u otra, pero creo que es mejor elegir y equivocarte a dejarte llevar y luego lamentarte por lo que pudo ser.

suerte con tu eleccion ;)

Dylan dijo...

Tranquilo, te ira mejor de lo que piensas, xD aunque no te conosca es solo para darte apoyo, solo ten confianza en ti mismo, y cuando sientas miedo recuerda no carges todo el peso sobre tus hombros.
Saludos