Header

Morir de tres en tres

Emma Penella muere. ¿Que quién es Emma Penella? ¡Dios, si todo el mundo lo sabe! Nos las damos de cultos y decimos la estanquera de Vallecas. Pero Dios, seamos francos, que si se le da bombo es por ser Doña Concha en Aquí No Hay Quien Viva. ¿Pero y lo bien que queda destacarla por una vieja película que vieron cuatro gatos?
A las horas muere Umbral y el país se rinde ante él. Homenajes por minuto y todo quisqui diciendo lo grande que era, que qué pérdida, que qué buen periodista y que nunca se callaba nada.
Pero muerto un futbolista, por favor, un FUTBOLISTA, el resto importa un comino. Vivimos en España y Puerta puede hacer sombra al columnista incluso en El Mundo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Se nos ha ido Emma Penella, yo solamente la conocía por la serie de ANHQV y actualmente en la secuela de Tele5, pero me ha dado pena. Después murió Umbral, conocía a ese hombre por sus comentarios y sobretodo por ese momento mítico en el programa de Mercedes Milá ("Queremos saber") cuando quería hablar de su libro. Y horas más tarde muere Antonio Puerta; qué injusta es la vida que con 22 años y esperando un hijo te dan ataques al corazón...mi más sentido pésame a todas sus familias.

GonRa dijo...

Casi siempre estoy de acuerdo contigo, Croni, pero esta vez permíteme que te discuta esto. No soy futbolero en absoluto, pero si considero que la muerte de Puerta es más trágica que las otras. No por la importancia o lo que haya hecho esa gente en su vida, simplemente porque tanto Emma como Umbral eran ya mayores, bastante, y a este chaval le quedaba muchavida por delante.

Hugo Weasley Granger dijo...

Cronista, primero decir que no soy fan del futbol, pero como dices que se ha muerto un FUTBOLISTA? El era una persona, un chaval con 22 años, era amigo de todo el mundo, tenia una familia y en un mes iba a ser padre, ¿eso es ser un futbolista? La muerte de Puerta ha sido la mas tragica..
Las otras personas muertas eran mas mayores pero, Puerta con 22 años ha sufrido 9 infartos en 3 dias...

dune dijo...

Estoy deacuerdo contigo en el sentido de que en España parece que el futbol esta por encima de muchas otras cosas. Pero sinembargo entiendo perfectamente que se le este dando más anuncio a la muerte de puerta. Dejando aparte lo del futbol, como ya dijeron , mientras que tanto Emma como Umbral eran ya personas mayores que habían tenido una larga vida, mientras que Puerta tenía tan solo 2 añitos, iba a ser padre dentro de un mes. Si a eso le añades que el primer ataque le dió delante de miles de personas, y que se sabe que ´tuvó no una, sino nueva paradas cardio-respiratorias, con sufrimiento cerebral incluido... no se, yo lo entiendo perfectamente Morir siendo mayor es algo que de algun modo,un año antes, un año despues , se espera. Morir con 22 años con toda una vida por delante, no.

Nazaret dijo...

Todos los días mueren albañiles en el trabajo y no se les da tanto bombo y platillo como a Puerta. 22 añitos, un chaval, pues si, pero es demasiado. Esta tarde bajaba a Bilbao y al ladito de la fuente del BBVA, en plena Gran Vía, estaban las velita y flores para el futbolista. No, ni siquiera las dejaron en San Mamés, que sería lo suyo. En plena Gran Vía de Bilbao. Que sí, que se ha muerto y da pena. Pero lamentablemente muchos días mueren trabajadores y ni nos dicen sus nombres, son completamente anónimos. En fin, qué decir.

Penny dijo...

No se quiénes eran Emma Penella ni Umbral. Y tampoco sabía quién era Antonio Puerta hasta que falleció. La muerte de este muchacho a mi me impresonó porque seb trata un chico de 22 años, que por su ocupación estaba sometido a controles médicos diarios, y de pronto, se desvanece en un campo de fútbol y chau. Me dejó pensando... cuando te toca te toca, la parca no perdona. Que macabra.

Florencio dijo...

¿Qué importa si eres futbolista, actriz o escritor? ¿qué importa la edad que tengas? ¿qué importa a quién dejes atrás? ¿qué importa que hacias cuando llegó la última visita?

Se acabó, ellos y miles de personas anónimas que mueren cada dia, dejan este pobre mundo decadente y los que nos quedamos no podremos decirles nada, que nos gustaba su trabajo, que los admirábamos, que eran buenas personas...

Eso es lo injusto...

Saludos.