Header

El Increíble Mundo de los Perros

El otro día murió Sisuji, o Usike, o como quiera Dios que se llame el gato de Dragó. Por lo visto, el tipo estaba muy encariñado con el minino, y sus reacciones fueron casi de funeral de Estado. Luego hubo otros medios que se cebaron con él, ridiculizándolo por su amor expreso al gato, y como estoy seguro que Dragó no hablaba en broma cuando decía lo mucho que lamentaba la pérdida (aunque lo pareciese, reconozcámoslo) siento lástima sólo de pensar que pudo ver o leer todas esas bromas dirigidas a su "luto gatuno". Simplemente porque al margen de que fuese un animal, era un animal que él bien quería.

Lo noto mucho en mis amigos que tienen mascota y los que no, que sólo los que hemos tenido (y perdido) podemos imaginarnos lo que significa la pérdida, por más que los otros lo consideren algo anecdótico e irrelevante. Tengo amigos que en ocasiones se burlan del perro de otra amiga, que se murió por cáncer de testículo. Y se burlan delante de ella, sin imaginar que de verdad duele. Porque ellos no lo hacen con maldad: sencillamente no consideran que la muerte de un perro sea para armar drama. Sencillamente, porque nunca han tenido un perro.
La gente dicen que sólo son animales, y por supuesto que lo son. Pero es que nosotros también lo somos, no podemos olvidarlo, y nuestros perros siempre son más cercanos que la mayoría de gente de nuestro alrededor. No por nada viven con nosotros, y les dedicamos más tiempo que a nuestros vecinos. Por supuesto que un perro no es una persona, pero aunque algunos no lo entiendan, uno siente más empatía por su perro que por el indio que murió en los atentados de hace unas semanas. Un perro no es un simple ser vivo que come y caga. Un perro da compañía. Un perro empatiza mucho más con su dueño de lo que la mayoría piensa. Un perro es una vida, y ponerla a la altura de una hormiga es una frivolidad.
Recuerdo lo mal que me sentí cuando se murió Marco. Cuando mi tío me llamó después para preguntarme las circunstancias del atropello, con total naturalidad, le respondí enfadado que tuviese más cuidado. Era, hasta entonces, la muerte más cercana de mi vida. Y por supuesto que sentí muchísima pena, y me molestaba que las personas de mi alrededor lo contemplasen como una cosa cualquiera, con el mismo dramatismo que si esa tarde llovía.
Por eso, cuando hoy leo que un experimento demuestra que los perros sienten envidia, pienso lo poco que se conoce a los perros. ¿Cuantos científicos vivirán de esta estúpida investigación? Cuando tienes dos perros y acaricias a uno, el otro le gruñe y hasta le saltará a morder. Uno no dejará que el otro se acerce al dueño a robarle cariño. Me asombra que haya idiotas que se vean en la necesidad de demostrar algo tan obvio. Los perros guardan muchísimos sentimientos. Privarles de razón deja peor al humano que al propio perro.

11 comentarios:

Rocy dijo...

Hace dos años, después de venir de la playa de vacaciones, me enteré que mi perro se había muerto hacía 15 días y que no me lo quisieron decir para que... no llorara, pero no lo consiguieron, que llorera pillé. Toda mi vida con él, desde bien pequeña, le teníamos en la parcela, así que el perro era de todos, de mis abuelos, de mis primos... Y pensar que cuando vuelva a la parcela (que ya no lo es porque ahora son chalets, estan urbanizando ese zona de ese pueblo de Madrid) no va estar... joé, en que momento pones esta entrada. La gente lo verá una tontería, pero para mi no lo es. Mira que Dragó no es santo de mi devoción (eso de que Madrid huele a mierda y que los madrileños eramos unos guarros todavía lo recuerdo) pero me da pena, un perro, gato o cualquiera, a veces da más compañía que las personas de alrededor. No se debería de jugar con los sentimientos de la gente, no así, que sabrán ellos.

Saludos.

pd: se llama Roky.

Anónimo dijo...

Tienes mucha razón... por ejemplo yo siempre le tuve miedo a los perros, y un dia me regalaron uno, no sabes lo q sufrí cuando se perdió... recuerdo q años después le conté a un amigo y se burló de mi por llorarlo, y me hizo llorar de nuevo... son crueles las personas, y eso q él también tiene mascota, supongo que algunos nos encariñamos mas que otros...

Mi últimas pérdida fue de mi gata, hermosa gatita... tuve q regalarla, y aun sueño con ella, quizas donde estará, me acostumbré a ella, creo q soy muy sentimental... en fin, las mascotas sacan lo mejor de uno.. saludos... XD

Antonella dijo...

Opino exactamente igual!, los animales son tan seres vivos como nosotros!, y los queremos incluso mcuho mas que a nuestros compañeros de colegio, facultad o trabajo...
Recuerdo a mi Gato Tomás Alva Edison (no preguntes el por que del nombre), Tomy para acortar, era lo unico familiar que me quedaba despues de mi primera mudanza a gran distancia, despues de un año y medio despareció y nunca mas volví a saber de el... lloré como una magdalena, ni para el funeral de mi Abuela recuerdo haber llorado tanto, no es falta de sensibilidad (o tal vez si... xD) si no que estos animalitos se llevan una parte de nuestras vidas, y como tal merecen todo su respeto, muertos o vivos...

uff, tanto lio para decir algo tan obvio, me siento como estos cientificos y la envidia de los perros... ^_^

Adimab dijo...

Bueno, puede parecer una tonteria pero esta entrada me ha llegado. Hace menos de un mes, mi perrito, Homero, murió.
Yo estaba por salir a llevar a mi hijo al Jardín de niños cuando entra mi esposo corriendo (ya que justo pasó en el vehiculo de trabajo por ahi, y le vio en la calle)y me avisa que no salga, que habian atropellado al perro. Se ve que habia sido hacia instantes. Por suerte justo mi esposo pasó por allí. Porque ningun vecino me avisó y eso quee staban en la calle, ni el que le atropello parece haberse detenido. (digo parece, porque no sé). Por suerte mi hijo no le vió.
Y cuando conté en el jardín a las demás madres que se habia muerto el perro, ya que me preguntaron porque mi cara de traste... se que a ninguna le importó y se que pensaran que soy exagerada. Pero de verdad fué todo un tema pensar en que le diría a mi hijo, que es pequeño, lo que habia pasado al perro.
Mi suegra, sin mas le dijo "ves que no hay que cruzar la calle solo? te pueden atropellar como al Homero que le piso un auto" sutil, muuuy sutil¬¬ Cuando me dijo que se lo habia dicho yo decidi esperar a ver que decia el. Pero luego pidió de ir a jugar con el perro asi que del atropello no entendió nada. Le dije que se habia ido a un campo garnde a jugar con otros perros. La respuesta le conformó aunque aun le recuerda y me pregunta de el. Me gusta decirle la verdad, pero es muy pequeño como para andar haciendole sufrir con estas cosas y más aun si no sabe ni lo que es morirse ni es algo que un nene de dos años pueda entender.

Y si. He llorado por el perro. Crease o no, nos hace falta. Que al llegar a casa salte, ladre y quiera jugar. Fué importante para mi. Cuando estaba embarazada y mi esposo trabajaba tarde ...el me hacia compañia. Y de verdad que era compañia! Hasta hablaba con el xD Bueno eso creo que todos lo hacemos.
Y para quien diga que no se lo que es el verdadero dolor... he perdido seres queridos muy cercanos. Y no lo comparía con el perro, claro. Pero porque no me va a doler?
Bueno, se me fué la mano comentando, como siempre..no logró evitar contar mi "historia personal" xD

Sobre la persona que comentas, no se quien es. Pero me hizo acordar a una conductora de TV muy famosa de aquí. Sasana Gimenez, quien tenia un perrito que hasta llevaba al estudio...cuando se murió pasó lo mismo. Todos hablando, burlandose y demás de la mujer. Muy cruel.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, no me hizo ninguna gracia que se rieran de Dragó. Pero no entendí la reacción de esto, si se te muere tu gato vale, lo siento mucho, pero qué necesidad hay de llamar a la televisión para contarlo. Creo que aquella acción fue totalmente inecesarea.

Nazaret dijo...

Yo que lo he pasado mal cuando se han muerto todos mis pájaros... ya si tuviera perro o gato (es que los perros son demasiado para mi, prefiero los gatos) no podría ni imaginármelo. Y realmente quiero un gato, así que cuando me independice tendré que hacerle un hueco al animalito en casa ^^

Para nosotros los perros, gatos, tortugas o el animal de compañía que sea es parte de la familia, y realmente sentimos su pérdida. Es un hueco que han sabido llenar con su cariño y su fidelidad. Así que es normal que sintamos su pérdida. A mi no me hizo ni gracia cuando vi en sé lo que hicísteis la parodia que hicieron de él. Pero bueno, humor negro, eso también existe.

Keyra dijo...

La verdad es que no he oido lo de Dragó. Pero puedo entender lo que dices, no es para burlarse. En mi casa sólo hemos tenido pájaros, que cierto, no será como un perro o un gato (mis padres no me dejan...) pero aún así son tus animales, y te afecta.

Yo lo pase mal cuando murió el perro de mi tío de niña, me encantaba ese perro. Murió atropellado. Más tarde, otro perro tenía ataques epilépticos y también murió. Han pasado años y siempre que abro la puerta del jardín espero que venga corriendo a saludarme. Osea, que si me acuerdo cuando no pasaba todos los días con él, ni me imagino si hubiera muerto un perro que fuera mío.

Anónimo dijo...

Confident dijo…
Perros, gatos…
Nunca pensé que me dolería tanto la muerte de un gato, no es sino que la tuve –ojitas sigifreda rosamunda- i la perdí. No la desee tener, pero tan solo recordar el día q murió como lloré cuando me acordé en ese momento de su llegada no prevista ni deseada a mi casa, una gatita enferma, flacucha, i hasta fea en un principio,- q mi madre no quería q adoptemos- para luego verla que se ponga tan linda i sana, tan cariñosa, q hasta en el mas horrible de los días –aquellos cuando no exitia mas q yo i la tarea en la compu- se me trepaba encima i me tomaba 2 minutos a jugar con ella! Solo trataba de pensar que hicimos de su vida algo mejor, consiguió una familia, consigio comida, techo i amor… pero de solo acordarme me duele tanto como aquella vez, q de noche, sufri que se haya ido….
Otra lágrima para ella! Nunk la olvidaré.

Anónimo dijo...

Los animales que comparten la vida con nosotros dándonos su amor y su fidelidad son una parte muy importante de nuestro mundo y perderlos es siempre traumático.
Y comparar el cariño animal al humano pues me parece muy arriesgado, yo sé que mi perrita nunca me abandonaría, el resto del clan familiar... ya es otra historia.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Un perro es leal, fiel, cariñoso...te ofrece todo lo que tiene y solo espera que a cambio tu le des tu cariño. Puede sonar a barbaridad, hace poco murió mi abuelo...no lloré, viviamos en distintas ciudades y solo le veia 1 o 2 veces al año como mucho, que dios me perdone pero cuando muera mi perra, Luna, se que lloraré mucho más la perdida. No hay que medir el valor de una vida por ser humana o animal, solo nos diferencia la inteligencia; la bondad, el cariño, la lealtad...son rasgos comunes y en muchos casos el animal te llegará más adentro q algunas personas.